‘La llaman Mariamor’

La pareja protagonista estaba casada tanto en la ficción como en la vida real

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Negarse al amor verdadero

Beba Marturano acaba de licenciarse en Arquitectura en una de las mejores universidades de Venezuela. La joven, de familia adinerada, por fin ha dejado atrás un triste pasado marcado por el divorcio de sus padres y la muerte de su progenitor en extrañas circunstancias. Aun así, sigue odiando a Mara, la mujer por la que su padre se fue de casa, y a Brandon León, el examante de esta. Según su madre, ambos son culpables de la tragedia.

Debido a un accidente provocado por su madrastra, Beba se queda amnésica e inicia otra vida alejada de los suyos. Tras adoptar el nombre de Mariamor, el destino pone en su camino a Brandon, que es arqueólogo. Ambos sienten una atracción irresistible.

Cuando por fin recupera la memoria, la joven descubre lo imposible de la relación: ella está casada y él es su peor enemigo. Apuesta entonces por recuperar su matrimonio, pero no será fácil...

Urbano Durán, el marido, es un joven de origen humilde que ha logrado labrarse un futuro en la construcción, donde empezó como albañil.

A causa de su marcado complejo de inferioridad, siempre ha sentido que su rica, bella y culta esposa no lo ama de verdad. Mara se da cuenta y aumenta con mentiras sus celos enfermizos. Con el tiempo, el ingeniero se transforma en un tirano. Para entonces, Beba descubre que Brandon no provocó la muerte de su progenitor sino su madrastra...

Año: 1996

País: Venezuela

Productora: RCTV y Marte TV
Reparto: Roxana Díaz, Pedro Lander, Julie Restifo, Saúl Marín y Miguel Ferrari.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Debut como protagonista

Todas las miradas estaban puestas en esta novela cuando el canal venezolano RCTV anunció su retransmisión en 1996. No era para menos. Se trataba de la gran apuesta de Marte TV, que volvía a producir después de superar una grave crisis económica. La llaman Mariamor también fue un gran reto para Roxana Díaz (Beba), que se enfrentaba a su primer papel protagonista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Matrimonio por partida doble

En la novela la actriz tenía a Saúl Marín (Urbano) de marido y se enamoraba sin remedio de Pedro Lander (Brando). En la vida real llevaba un año y medio casada con el primero. La relación se rompió en 1997. Jorge Reyes, el galán de La revancha, ocupó su corazón, pero tampoco él fue el hombre de su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La esposa del director

Lourdes Valera, la entrañable Cerebrito de Cristal, interpretaba a la diseñador de moda, Francesca, la frívola prima de la protagonista. Por aquel entonces ya estaba casada con el laureado escritor, guionista y cineasta Luis Alberto Lamata, que dirigía la novela. El 2 de mayo se cumplen cuatro años de su muerte. No pudo vencer el cáncer de pulmón que le diagnosticaron en 2008.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jóvenes promesas

La producción presumía de sus fichajes juveniles: Marcos Morffe, Joselyn Pestana, Nacho Huett y Ana Karina Casanova. Los dos últimos se han hecho un hueco en la actuación. Huett, que debutaba en las novelas con su esposa hasta 2010, Nacarid Escalona, apareció en Entre tu amor y mi amor, su producción número quince. Ana Karina rodó en 2015 Guerreras y centauros y ahora espera emocionada la llegada de su segundo hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Recientes padres

Roana Díaz y su pareja, Carlos Guillermo Haydón (Corazón apasionado), fueron padres primerizos el pasado verano de 2016. Ambos dieron a conocer a su pequeña con esta fotografía. “Vamos a cumplir un sueño”, afirmaron.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo