‘Dulce ilusión’

Tras el éxito de ‘Kassandra’, la actriz afrontaba su segundo papel protagonista.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dulce María nace en un pueblo pesquero de Venezuela, de nombre Villa del Mar, rodeada de lujo. Su padre, el rico hacendado don Tomás, enviuda joven y para asegurarle una madre a su pequeña se casa con Zarina, una ambiciosa mujer que tiene una hija: Sarita.

Con solo 3 años, la niña pierde también a su progenitor y su madrastra, que la detesta, le despoja de sus derechos: la cría como si fuera una sirvienta de la casa y la obliga a trabajar como tal. Aun así, es una muchacha feliz gracias a la gente de la aldea, que la trata con mucho cariño, y a Juan Francisco Corona, un jovencito de buena familia por el que siempre se ha sentido atraída y cuyo sentimiento es correspondido.

Aunque en quien Dulce se refugia cuando se siente triste es sus mágicos amigos: Lagartijo, Prometeo y Alicia Josefina. Pasa el tiempo, y la inocente niña es una bella joven anhela el regreso de Juan Francisco, que dejó el pueblo para estudiar en una escuela militar. De vuelta a casa y convertido en un atractivo cadete, el heredero de los Corona se reencuentra con su amor de la infancia y ambos planean casarse, pero no lo tendrán fácil...

Temiendo que su hijastra quiera recuperar la fortuna de su padre, Zarina luchará con uñas y dientes para impedirlo con ayuda de la frívola Sarita, que se ha encaprichado de Juan Francisco. La malvada señora contará también con el apoyo de Reinita y Tricita, sus frívolas e interesadas sobrinas, que no dudarán en hacer lo imposible por alejar a Dulce de su fiel enamorado.

Año: 1993.
País: Venezuela.
Productora: RCTV.
Reparto: Coraima Torres, Gabriel Fernández, Marisela Berti, Jorge Palacios.

Debut como pareja.

A Coraima le hacía ilusión trabajar con Gabriel, famoso desde pequeño como pertenecer al grupo de música Los Chamos: “Lo conozco y lo respeto como profesional, haremos lo posible por agradar al público”. En España habíamos visto al galán en Cristal.

 

En esa novela coincidió con Félix Loreto, que aquí interpretaba a su comprensivo padre (Justo). “Deseaba participar en una producción de corte juvenil, y con un personaje de buen carácter pero no tonto”, comentó.

Un sueño de cuento.

La venezolana Mariela Romero escribió un capítulo en el que la protagonista se quedaba dormida e imaginaba que era Cenicienta. Así rendía la autora homenaje al cuento de Charles Perrault que le había servido de inspiración. Disfrazados para la ocasión, los actores pasaron una divertida jornada grabando la famosa escena del baile con Gabriel Fernández como el príncipe, Marisela Berti (madrastra), Crisol Carabal y Janet Flores (las hermanastras) Felix Loreto y Francis Rueda (los reyes).

Sin tiempo para descansar.

La actriz había declarado que se tomaría un descanso tras el arrollador éxito de Kassandra. Sin embargo, no pudo hacerlo cuando José Antonio Méndez, director de producción, le aseguró que el personaje de Dulce ilusión estaba hecho a su medida. “Me enamoré de él enseguida”, se justificaba Coraima, que con solo 19 años sería protagonista por segunda vez.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo