‘La mujer de mi vida’

Esta es la producción en la que el galán y la actriz se conocieron y enamoraron. Terminadas las grabaciones pasaron por el altar pero el matrimonio se rompió siete años después.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Barbarita Ruiz es una joven accidente de tráfico donde él noble y humilde que trabaja de ayudante en una prestigiosa tienda de Miami (Estados Unidos). Su vida transcurre con tranquilidad hasta que un día entra en el establecimiento la millonaria Ricarda Thompson para que le confeccionen un vestido. Amable y encantadora, la modista atiende a la clienta sin imaginar que ese encuentro es el principio de una tormentosa relación entre ella y la distinguida familia.

El encargo propicia que Barbarita y Valentino, primogénito de la viuda Thompson, se conozcan. La dulzura de la muchacha no pasa inadvertida al empresario, quien, fiel a su fama de mujeriego, se afana en añadirla a su lista de conquistas. Sin embargo, el capricho se convierte en amor verdadero que es correspondido.

Pese a que Ricarda se opone al romance porque considera a la costurera poca cosa para su hijo, ambos se casan. Pero la felicidad les durará poco... Durante la luna de miel, sufren un aparatoso muere y ella apenas resulta herida. La señora no duda en culpar a su nuera de la muerte de Valenti- no y planea vengarse de ella.

El marido de Barbarita regresa de la muerte Ricarda convence a su otro hijo, Antonio Adolfo, de que la convierta en su esposa y luego la abandone. Sin embargo, la personalidad de Barbarita lo desarma y cae rendido ante sus encantos. Poco después de la boda, Valentino reaparece con la intención de recuperar a su esposa, a quien explica que fingió su muerte para evitar que descubrieran su desfalco en la empresa.

Año: 1998

País: Venezuela
Productora: Venevisión y Fonovideo

Reparto: Natalia Streignard, Mario Cimarro, Lorena Meritano y Gellerman Baralt.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Volvieron a verse las caras

Era la primera vez que la mexicana Anna Silvetti y el cubano Mario Cimarro, madre e hijo en la ficción, trabajaban en Venezuela.
 Seis años después repitieron en El cuerpo del deseo. En esa ocasión, ella dio vida a Abigail, el ama de llaves de él (Pedro José). En la imagen aparece al fondo Ivonne D’liz (Chela), compatriota del actor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Germán Barrios, que dio vida a Severo Montesinos, junto a Lorena Meritano, su caprichosa y ambiciosa hija Alexandra en la novela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reparto internacional

Además de los protagonistas, en el novela participaron venezolanos como Mara Croatto (Katiuska), cubanos como Lili Rentería (Emilia) o Gellerman Baralt (Valentino), argentinos como Lorena, mexicanos como Anna Silvetti (Ricarda) y Fernando Carrera (Fernando)... José Antonio Ferrara, el director, estaba encantado con lo que calificó de “la enriquecedora gama de nacionalidades”, aunque le granjeó algún problema: “A veces tengo que explicar el significado de algunos términos porque no se entienden. Teníamos que conseguir un castellano internacional”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Surgió el amor

A Mario le atrajo Natalia desde que le mostraron una foto, pero prefirió mantener las distancias. “Me dije: ‘Si la lastimas, el trabajo puede ser un infierno’. Así que decidí portarme bien”, recordaba. Sin embargo, el primer día de rodaje la invitó a cenar. “Es que la tenía metida en las entrañas”, se justificaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Acepté porque creía que debía conocer a mi compañero y me gustó. Mes y medio después me fui a mi país y me di cuenta de cuánto lo echaba de menos. La factura de teléfono fue astronómica”, confesaba ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gran amiga

Conocedora del mal de amores de Mario, Lorena Meritano, que en la ficción daba vida a la caprichosa Alexandra, lo animó a conquistarla. Cuando Natalia regresó, él la sorprendió pidiéndole que fuera su novia. Se casaron el 10 de junio de 1999, al concluir las grabaciones.


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo