‘Marina’

Manolo Cardona llegó por casualidad a esta versión de ‘Los ricos también lloran’, debut de Sandra Echeverría como protagonista.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Marina es una ingenua e intrépida muchacha que conduce lanchas para turistas en la ciudad mexicana  de Acapulco. Está muy unida a su madre, una modesta  costurera. Su vida se derrumba cuando la pierde de   forma inesperada. Al enterarse de lo ocurrido, el empresario naviero  Guillermo Alarcón la acoge en su casa pero sin  revelarle que es su sobrina. No todos la recibirán con cariño…

Alberta, la cuñada de su tío que conoce su origen, le mostrarádesde el principio su profundo rechazo y le hará la vida imposible con ayuda de Adriana, la esposa de su hijo Ricardo. Este, que se dedica a gastar la  fortuna familiar para evadirse de su tormentoso matrimonio, se quedará prendado de su belleza y   sencillez.

También se fijarán en ella Papalote, un chico a quien  Marina ve como a un hermano, y Julio, el amante de  Adriana. Por suerte, contará con el apoyo de Elías, el  hijo menor de Alberta, responsable y de buenos  sentimientos, y de Laura, una joven de gran corazón  que se convertirá en su gran amiga.

El destino quiere que  Marina empiece a sentirse atraída por Ricardo, ya  viudo, y que este reconduzca su vida para hacerse  merecedor de ella. Pero la pareja  contará con numerosos obstáculos…

Verónica, la gemela de Laura, conoce a Alarcón y se  encapricha de él por lo que hará cuanto esté en su  mano para seducirlo. Y no dudará en utilizar a uno de  sus amantes, Federico Santibáñez. La situación se  complicará cuando Marina descubra su origen.

Año: 2006
País: Estados Unidos y México
Productora: Telemundo y Argos Producciones
Reparto: Sandra Echeverría, Manolo Cardona, Alfonso Dosal y Humberto Zurita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Su primera heroína.

Sandra había participado en Súbete a mi moto y Soñarás  cuando llegó a Marina, que le proporcionó “seguridad como  actriz y credibilidad” para que le dieran otros papeles.  Cardona, en cambio, ya había sido galán en cinco  ocasiones (¿Por qué diablos?, Ladrón de corazones, Gitanas…).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El galán que tuvo que abandondar.

Mauricio Ochmann encarnó a Ricardo Alarcón en los veinte primeros capítulos, pero dejó la novela para ingresar en un centro de desintoxicación debido a su adicción a las drogas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El reparto lamentó la marcha y le deseó una pronta recuperación. Reapareció en Dame chocolate y volvió a ser  protagonista en 2008 junto a Victoria Ruffo en Victoria. El clon, de 2010, lo convirtió de nuevo en galán de Sandra Echeverría.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Quitarse el sombrero.

Eso hacían los protagonistas ante compañeros como  Humberto Zurita (Guillermo) y Susana Dosamantes (Alberta), a quienes calificaban de “institución del género”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Contratiempo.

Aylín nunca olvidará el marisco que comió un día durante  las grabaciones: “Me dio alergia, se me hinchó la cara y se  me llenó de granos. Por suerte, mis compañeros lo  solucionaron con maquillaje y se pudo seguir trabajando”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Encantado.

Zurita no solo se sentía entre amigos por Aylín. Se reencontró con sus compañeros de Los Plateados Angélica Celaya (Rosalba), de quien su personaje se  enamora, Marta Aura (Guadalupe), Claudia Lobo (Chela) y Eduardo Victoria (Federico).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo