‘María Celeste’

Esta historia de amor entre una inmigrante ilegal y un prometedor abogado se grabó en Colombia y Venezuela.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

María Celeste ha sido criada en Bogotá (Colombia) por Martirio Paniagua, una humilde viuda a la que considera su madre. Sin embargo, no lo es. Ella ignora que en realidad es hija de Celina, una millonaria venezolana que fue desheredada por casarse con un roquero sin oficio ni beneficio.

Cuando sus padres murieron en un accidente de tráfico, Martirio, la mejor amiga de la madre, la inscribió como si fuera suya y la educó igual que a Irina, que sí lleva su sangre.

El destino quiere que la chica vuelva al país que la vio nacer con su familia en busca de trabajo y que lo encuentre en Consorcio Hidalgo, que pertenece al abuelo materno, don Patricio, aunque ella lo ignora. Tampoco sabe que el señor lleva años buscándola pues es su única nieta y se arrepiente de haberla perdido por su intransigencia.

Pocos días después de empezar a trabajar en la empresa, conoce a Santiago Azpurua, ahijado y hombre de confianza del dueño y ambos se sientes atraídos. Sin
embargo, su relación se topará con numerosos obstáculos.

Irania descubre el origen de su hermana y, movida por la envidia y la ambición, urde un maquiavélico plan para convencer a todos de que ella es la heredera de la fortuna Hidalgo. También se obsesiona con arrebatarle a Santiago. María Celeste se ve envuelta en una cadena de mentiras e intrigas que a punto está de poner en peligro su felicidad.

FICHA TÉCNICA
• Año: 1994
• País: Venezuela
• Productora: Venevisión
• Reparto: Sonya Smith, Miguel de León, Fedra López, Adolf

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Vaya villanos!

Adolfo Cubas (Horacio) repetía con un papel de malvado en esta su sexta producción Fedra López dejó huella como Irina Paniagua, la envidiosa hermana de María Celeste, al igual que Ernesto Balzi (Tiberio), su aliado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el Amazonas.

La novela se grabó en Colombia y Venezuela, y de este país los actores recuerdan especialmente los días que pasaron en Kavanayén, campamento al sudeste del río Caroní y uno de los lugares más exóticos del Estado de Bolívar.

En ese lugar conocía María Celeste a Manaure, a quien encarnó Aroldo Betancourt. “Soy un extraño y divertido minero que trata de comprar con oro el amor de la protagonista”, contaba el actor, que se incorporaba a las grabaciones semanas después de su inicio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Encantada con el galán.

Nunca habían trabajado juntos, pero se conocían. Lo contaba Miguel: “Coincidimos en unos talleres  impartidos por la gran Amalia Pérez Díaz (‘La dama de rosa’). Es encantadora, sencilla y trabajadora. A veces grabábamos hasta tarde y al día siguiente llegaba al estudio la primera.  Es una compañera responsable y solidaria”.

Sonya tampoco se quedaba atrás en halagos hacia él: “Nos llevamos muy bien, es un excelente profesional y siempre está de buen humor”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo