'Pasión de Gavilanes 2', el resumen semanal de los capítulos 41 y 42: La salvadora de Muriel

Qué ha pasado en 'Pasión de Gavilanes 2': Sara le dio cobijo a la hija de Rosario en su hacienda, mientras que la cantante temía que su esposo Samuel llegara al pueblo.

pasión de gavilanes 2
Productora

    En la emisión de esta semana de Pasión de Gavilanes hemos podido ver que, aunque Rosario se despertó preocupada por su hija e, incluso, la buscó con desesperación cuando se dio cuenta de que lo que sucedió la noche anterior no fue un sueño, no tardó en justificar su forma de actuar. Explicó ante Gunter que, al echarla de casa, estaba intentando hacerla reaccionar sobre su relación con Juan David y nadie tiene derecho a cuestionarla: “No voy a consentir que vengan a darme lecciones de cómo ser madre”.

    Gunter le aconsejó a su patrona que tuviera cuidado y le advirtió que si seguía maltratando así a su hija, Samuel podría intervenir: “Todos sabemos que Muriel es su debilidad y se enfrentaría a quien sea por defenderla”. Mientras tanto, la joven se refugió en casa de Sara, quien le prometió que a su lado no le pasaría nada: “Aquí vamos a cuidarte”.

    Norma decidió visitar el lugar donde vive Duván

    Por otro lado, Norma decidió visitar la cabaña que estaba en los límites de los terrenos de Óscar y Jimena para hablar con los padres de Duván. Al llegar a la casa del molino solo encontró al pequeño, pero este se negó a escucharla y le pidió que se fuera de su hogar. Aunque antes le dijo que Jimena ya no era su amiga y que su papá no vivía con ellos porque estaba con otra mujer. “Creo que no nos quiere tanto como dice”, señaló el niño con tristeza.

    Cuando terminó de conversar con Duván, Norma emprendió el camino de regreso a su hacienda. En mitad del campo, fue sorprendida por Adán, uno de sus muchos empleados, quien la siguió desde la finca e intentó propasarse con ella. Por fortuna, apareció Romina y golpeó al sujeto. Sin embargo, también amenazó a la esposa de Juan por invadir lo que considera su territorio: “No quiero que vuelva a merodear por mis tierras”.

    Al día siguiente, Romina aceptó hablar con Norma, pero no le reveló nada fundamental y le advirtió que ni Óscar, ni nadie, la sacarían del que es su hogar. Al volver a su hacienda, Norma se topó de nuevo con Adán y le exigió que mantuviera su distancia o sería despedido. Por su parte, los mellizos planearon deshacerse del extorsionista sin involucrar a su tío Óscar y Romina pensó en otra manera de librarse de Jimena.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo