'El juego de mi destino', resumen de los últimos capítulos (12-14): El amor persiste

Qué ha pasado en 'El juego de mi destino': Cemal no pudo contenerse y terminó besando a Asiye ante la mirada de una escondida Nergis.

el juego de mi destino
Productora

    La semana pasada en El juego de mi destino, El hombre se prometió a sí miso proteger a Asiy, así como a sus hijos de cualquier peligro. En los capítulos 12 al 14 de esta semana de El juego de mi destino, Cemal no soporta vivir en el mismo sito que Asiye y no poder estar con ella. A pesar del tiempo que ha pasado, el amor que les unió sigue ahí. No obstante, hay mucho dolor y rencor, también, entre ellos. Una tarde, Cemal llevó a la que era su esposa al bosque cercano a la mansión para que pudieran hablar sin testigos.

    Ambos comenzaron a discutir y, Cemal, que ya no pudo controlar sus impulsos, terminó dándole un beso a Asiye en los labios. Lo que podía parecer una “reconciliación”, se tornó en un nuevo enfrentamiento cuando ella le exigió que no volviera a hacer una cosa así: «Hace mucho que yo dejé de existir para ti, igual que tus hijos. Jamás te atrevas a tocarme de nuevo», dijo antes de marcharse de nuevo hacia la propiedad de los Demirhan.

    Nergis, que había visto todo lo que ocurría entre sus padres escondida tras un árbol, se percató de que se siguen amando y comenzó a fantasear con que Cemal les sacase de ahí y se marchasen a vivir lejos. «Estoy segura de que volveremos a ser una familia», dijo para sí misma, mientras la emoción, en forma de lágrima, comentó a recorrer sus mejillas.

    Por otro lado, Harun recibió en su móvil un vídeo. Como el hombre, debido a su edad, ya no ve bien de cerca, le pidió a Gülsüm que le trajera sus gafas. Mientras esto ocurría, Nedret observó la grabación y dio da cuenta de que eran unas imágenes que comprometían a Raci. Ante este último, borró el vídeo y después se disculpó con Harun: «Lo siento, debí moverlo de sitio sin querer y ahora ha desaparecido».

    Nedret salvó a Raci de un nuevo problema

    Raci, entre susurros, le dio las gracias a Nedret. Esta le advirtió que sería la última vez que le cubriera ante su padre: « Ya es hora de que empieces a sumir las consecuencias de tus actos». Mientras, Cemal regresó a la mesa familiar, algo alterado, después de la disputa que tuvo con Asiye y trató de aparentar normalidad.

    Por otro lado, Nergis, ojeando una revista, descubrió que en una de sus páginas de la parte de crónica social, salía una foto del señor Harun acompañado de Ugur. Rápidamente, se lo enseñó a Asiye. Esta, preocupada, temía que la policía pudiera localizarles a través de estas imágenes y le pidió ayuda a Mahir.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo