'El juego de mi destino', avance del capítulo 28 del martes: Enfrentados

Qué está pasando en 'El juego de mi destino': Raci descubre el secreto de Mahir y decide amenazarle con contar la verdad, pero, lo que no sabe, es que su medio hermano, también, tiene un as bajo la manga.

el juego de mi destino
Productora

      La semana pasada en El juego de mi destino, Cemal le confesó a Asiye que todavía seguía queriéndola, pero ella volvió a rechazar sus palabras de amor. En el capítulo 28 de hoy en El juego de mi destino, Ügur y Ahmet juegan en la habitación de Asiye y esparcen parte de sus cosas por el suelo. Zahide entra y en mitad de todo el revuelo, encuentra una antigua postal, con una nota de amor escrita en la parte trasera. «Vaya, sí que es Mahir romántico», piensa la mujer, pues ignora quien fue, realmente, la persona que escribió las líneas que ahora está leyendo.

      A continuación, busca a Asiye en la cocina y le hace entrega de la postal. «Supongo que significa mucho para ti. Se ve que es antigua y que la guardas con cariño», comenta Zahide. Cemal, que, también, está en la estancia, se emociona, pues la pequeña instantánea fue un regalo que le hizo a su exesposa cuando todavía estaban juntos ¿Será verdad que Asiye aún no le ha olvidado?

      Las amenazas familiares

      Por otro lado, Raci cuestiona a Mahir las mentiras que ha dicho a la familia sobre su relación con Asiye. El hombre le confiesa que Necmi le reveló que Ugur y Nergis no son sus hijos, que la pruebas de ADN que le mostró eran falsas y que, además, Asiye estuvo casada antes con otro hombre. «Eso si, el nombre del otro tipo no lo sé», le dice a su medio hermano.

      Raci amenaza a Mahir con contarle la verdad a todo el mundo si no salen de sus vidas cuanto antes. Mahir, por supuesto, no se amedrente y responde al chantaje del pérfido hombre con fuerza: «Si tu hablas, yo le diré a papá que has montado un casino en uno de sus hoteles y serás destruido para siempre». Raci, que es incapaz de reaccionar, comprende entonces que debe guardar silencio.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo