'El juego de mi destino', avance del capítulo 39 de hoy miércoles: El accidente de Ugur

Qué está pasando en 'El juego de mi destino': El niño es víctima de un percance que pone su vida en peligro

el juego de mi destino
Productora

      La semana pasada en El juego de mi destino, Cemal se desahogó con Mahir y le reveló partes de su dura infancia. En el capítulo 39 de hoy en El juego de mi destino, Ugur es víctima de un pequeño accidente y es traslado de urgencia al hospital. Allí, Helin coge el bolso de Asiye para registrar al niño en el hospital, mientras que la madre le acompaña hasta la sala donde le harán una tomografía. Helin se queda de piedra cuando el recepcionista le dice que no puede aceptar el documento del niño, porque el numero de identificación no está registrado en el sistema: «Eso quiere decir que este pasaporte es falso, lo siendo».

      Asiye y Mahir, que justo se acercan en ese momento al mostrador, presencian lo que está ocurriendo e intervienen, inmediatamente, para salvar la situación, pero no se les ocurre ninguna mentira con la que tapar la verdad. En ese instante, el director del hospital, que conoce a Mahir, entra en escena y salva al falso matrimonio de la vergüenza. Dice que el sistema se colapsó y que, por eso, no se podía registrar a Ugur en el centro médico: «No hay ningún problema con el pasaporte».

      La mentira de Mahir y Asiye, a punto de descubrirse

      Ya a solas, Mahir le agradece a su amigo su ayuda y le pide que lo sucedido quede entre ellos. Mientras tanto, Nergis, que está muy preocupada por la suerte que puede correr su hermano pequeño, se refugia en los brazos de su padre. Cemal, aunque inquieto por Ugur, está feliz de que su hija haya escogido su hombro como el lugar en el que llorar.

      Minutos después, todos los presentes pueden pasar ya a ver al pequeño, que se repone en su habitación de hotel. Parece que las heridas del percance no son tan graves como parecían en un primer momento. Tiene la muñeca rota y una herida en la cabeza, pero se repondrá por completo con paciencia y cariño.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo