'El juego de mi destino', avance del capítulo 40 del jueves: ¡Ugur ya está en casa!

Qué está pasando en 'El juego de mi destino': El pequeño regresa a la mansión tras su corta estancia en el hospital, mientras que a Cemal le cuesta, cada día más, controlar sus emociones.

el juego de mi destino
Productora

      La semana pasada en El juego de mi destino, Cemal se desahogó con Mahir y le reveló partes de su dura infancia. En el capítulo 40 de hoy en El juego de mi destino, Ugur regresa a casa después de pasar unas horas en el hospital. Todos le brindan mimos y cuidados. Cemal no quiere separase del pequeño, incluso, le dice que si en algún momento le duele algo, no dude en avisarle. Mahir, que presencia la escena, se siente desplazado y le recuerda a su cuñado su lugar: «Ya está aquí su padre, que soy yo, para ayudarle en lo que necesite. No te preocupes». Cemal, dolido por la respuesta, abandona la estancia.

      Mahir le pone un alto a Nedret

      Nedret trata de que lo ocurrido con le pequeño no traiga consecuencias para Helin y, vuelve a disculparse en su nombre. «Es una desgracia que no viera al pequeño cuando arrancó el coche, pero bueno estos accidentes suelen pasar. La pobre está muy disgustada», trata de excusar así a su hija. Es más, se atreve a regañar a Ugur y decirle que tenga más cuidado al jugar con la pelota en el jardín. Mahir, por supuesto, sale en defensa del niño.

      A solas en su habitación, Helin le confiesa a Cemal sentirse muy mal por el accidente que tuvo con Ugur. La mujer aprovecha la conversación y le cuestiona a su marido la relación tan cercana que tiene con Nergis y con Asiye. «Me di cuenta en el hospital que estabas sufriendo como si se tratara de tu propio hijo. No me esperaba una reacción tan intensa por su parte», comenta ella. Cemal trata de justificar su comportamiento y se da cuenta de que cada vez le resulta más complicado controlar sus emociones.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo