Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

El desayuno completo: qué debe tener para que sea perfecto

Un informe de la Fundación Española de Nutrición revela que el 25% de la población toma un desayuno completo.

Según el estudio "Estado de la situación sobre el desayuno en España", de la Fundación Española de Nutrición (FEN), el 25% de la población realiza un desayuno completo; el 37% lo hace de forma aceptable y el 38% hace un desayuno incompleto.

La primera comida del día está considerada como una de las más importantes porque aporta la energía y los nutrientes que el organismo necesita para empezar la jornada después de las horas de ayuno. Además, incluye la ingesta del primer líquido del día, por lo que contribuye a mantener un estado correcto de hidratación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué debe tener un desayuno completo?

El profesor Gregorio Varela Moreiras, presidente de la FEN y catedrático de Nutrición recomienda que "debe aportar entre el 20% y el 25% de las necesidades energéticas diarias e incluir, al menos, tres grupos de alimentos básicos como la leche y derivados, cereales y frutas".

¿Qué desayunamos en España?

Según datos de la Encuesta Nacional de salud Pública, el 12,2% de los españoles toma sólo una bebida (taza de café o de leche o cacao); el 57,6% toma una bebida y pan o galletas o cereales; y el 3,3% sale de casa sin desayunar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El "Estudio de Vigilancia del crecimiento, alimentación, Actividad Física en España-Aladino 2015" revela que el desayuno más frecuente en niños de 6 a 9 años (49,7%) es un lácteo (leche, batido o yogur) con un alimento del grupo de cereales (galletas, cereales o tostadas).

Entre las familias encuestadas, cuando se les preguntó qué tomaban sus hijos para desayunar, un 3,3% dijo que iban al cole sin tomar nada.

Un desayuno para cargar baterías

Incluye en tu desayuno lácteos (leche, yogur o queso). Aportan proteínas de alto valor biológico, grasa, hidratos de carbono, calcio y fósforo.

Cereales y derivados (pan, galletas, cereales): aportan hidratos, fibra, potasio y fósforo. Los integrales contienen fibra insoluble, que favorece el tránsito intestinal.

Fruta fresca: es fuente de vitaminas A y C y minerales (potasio y fósforo). Se recomiendan tres raciones al día.

Se pueden incluir también aceite de oliva, tomate y jamón.

ADEMÁS... 7 ideas de desayuno para niños

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud