Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Veinte bodas reales que han hecho historia

Han reinado, están en el trono o son príncipes herederos. Recordamos los enlaces de la realeza más sonados del último siglo.

Han reinado, están en el trono o son príncipes herederos. Recordamos los enlaces de la realeza más sonados del último siglo.

1 de 20
Don Juan Carlos y la reina Sofía

Doña Sofía, hija del Rey Pablo I de Grecia y de la reina Federica, conoció en el año 1954 a don Juan Carlos en un crucero por las islas griegas donde participó toda la realeza europea.

Pero no fue hasta 1960 cuando los dos jóvenes empezaron a interesarse el uno por el otro en una fiesta organizada por los duques de Württemberg en Sttutgart. El 8 de junio de 1961 acudieron a la boda de los duques de Kent, en Londres. La casualidad sirvió de pretexto para que el joven español se convirtiera en el acompañante de la princesa Sofía.

Días siguientes inició el romance. En verano de 1961, el príncipe Juan Carlos junto con sus padres pasaron unos días en Corfú acompañados de la princesa Sofía y su familia. Fue en este lugar donde se confirmó la boda y en septiembre de ese año, el príncipe pidió formalmente la mano de la princesa a su padre, el rey Pablo I, en Lausana, donde residía la reina Victoria Eugenia.

La boda se celebró el 14 de mayo de 1962 en Atenas por los ritos ortodoxos y católicos. Asistieron a la unión 137 reyes y príncipes, convirtiéndose en una de las mayores concentraciones de la realeza europea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 20
Rainiero de Mónaco y Grace Kelly

Fue un romance de cuento de hadas. Grace Kelly, actriz y ganadora de un Oscar, conoció a Rainiero durante el rodaje de la película 'Atrapa a un ladrón', la cual se rodaba en el Principado.

El príncipe Rainiero acudió al hotel donde ella se alojaba y en cuanto la vio quedó prendado de su belleza y comenzó a conquistarla.

Fueron varios los encuentros que, tras el rodaje, Rainiero propició viajando él mismo a Estados Unidos. En una de sus visitas se produjo la esperada pedida de mano. Después Kelly se trasladó a Mónaco para casarse con Rainiero, quien le había manifestado, muy a pesar de Grace, que si se convertía en princesa de Mónaco debía dejar el cine, dado que era incompatible con los deberes de una futura princesa.

El matrimonio, considerado como la Boda del Siglo por los medios de prensa, se celebró en abril de 1956. A la ceremonia asistieron 80 invitados, entre los que se encontraban amigos y familia más cercana. También se hizo una recepción para los ciudadanos de Mónaco para que pudieran ver a la princesa vestida de novia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 20
Carlos Gustavo y Silvia de Suecia

Carlos Gustavo y Sivia se conocieron en la ciudad alemana de Munich, donde ella llegó para estudiar en una escuela de intérpretes en 1972. Ella fue una de las encargadas de acoger a las personalidades en los Juegos Olímpicos y deslumbró con su belleza y simpatía al entonces príncipe heredero al trono de Suecia, tres años menor que ella.

Carlos Gustavo accedió al trono al morir su abuelo, el rey Gustavo VI Adolfo, el 15 de septiembre de 1973 ya que su padre había muerto en un accidente de aviación en Dinamarca en 1947.

El 17 de junio de 1976 se casó con la plebeya de origen alemán-brasileño Silvia Renate Sommerlath en Estocolmo, en el mismo lugar y el mismo día en el que lo ha hecho su hija Victoria con Daniel Westling. Ella llevaba un sobrio vestido de Christian Dior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 20
Beatriz de Holanda y Claus von Amsberg

En 1965, y a través de la televisión, la princesa Beatriz se comprometió con el aristócrata alemán Claus von Amsberg, un diplomático que trabajaba para el ministerio de Exteriores de Alemania.

Su matrimonio provocó manifestaciones y protestas en el día de la boda el 10 de marzo de 1966 en Amsterdam, ya que la unión no fue bien recibida ni política ni socialmente ya que el príncipe Claus había servido en las Juventudes Hitlerianas y en la Wehrmacht y por lo tanto, una parte de la población holandesa lo asociaba con el nazismo alemán.

Entre el revuelo generado, una bomba de humo fue arrojada contra el carruaje nacional por un grupo de alborotadores, provocando un violento enfrentamiento con la policía.

Con el paso del tiempo, sin embargo, el príncipe Claus se convirtió en uno de los miembros más populares de la familia real holandesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 20
Isabel de Inglaterra y Felipe de Mountbatten

El 20 de noviembre de 1947, Felipe contrajo matrimonio con la heredera del trono británico. Para casarse, éste tuvo que renunciar a su religión ortodoxa y a su lealtad a Grecia.

Para resolver esto, el día de su boda, el que iba a convertirse en su suegro, el Rey Jorge VI, le dio el tratamiento de Su Alteza Real y lo nombró Duque de Edimburgo, Conde de Merioneth y Barón Greenwhich.

El sueño de Isabel se había cumplido, ya que desde hacía más de dos años llevaba enamorada del que era teniente de la Royal Navy.

El día de la boda, el acontecimiento fue seguido de cerca por más de un millón de ciudadanos que se agolparon en las calles para ver la comitiva nupcial. Los que prefirieron seguirlo desde sus casas o trabajos no tuvieron problemas, ya que la radio se convirtió en la protagonista del evento llevando en primicia el relato y la crónica del enlace real.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 20
Harald de Noruega y Sonia

Cuando en 1959 el príncipe heredero Harald de Noruega se enamoró de la plebeya Sonia Haraldsen, el rey Olav prohibió durante casi una década que su hijo se casara con "esa tal señorita Haraldsen".

Nueve años tuvieron que luchar por su amor. Al final, tanto el parlamento como el rey Olav dieron su consentimiento para la celebración del matrimonio, que tuvo lugar el 29 de agosto de 1968 en la catedral de Oslo.

Se temía que el día de la boda pudieran producirse grandes protestas, pero la ceremonia transcurrió sin problemas. Incluso se recuerda especialmente la romántica idea de que el baile nupcial se abriese con un vals compuesto especialmente para ellos y titulado "Escuchad la voz de vuestro corazón".

Con este matrimonio, se logró romper un tabú y se convirtió en la primera esposa sin sangre azul de un príncipe europeo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 20
Carlos de Inglaterra y Lady Di

El príncipe Carlos fue presentado a las hermanas Spencer, sosteniendo un romance con la mayor de ellas, Sara. Sin embargo, dicha relación terminaría haciendo que el futuro rey de Inglaterra se fijase en la pequeña Diana Frances Spencer cuando ésta comenzó a madurar, pese a que la conoció en l967 cuando tenía tan sólo seis años.

En 1980, Diana se enamoró de él y empezó a coleccionar fotos del príncipe Carlos. Tanto se interesó en él que el entonces muchacho anunció el 24 de febrero de 1981 su compromiso formal ofreciéndole un anillo del tamaño de una nuez que incluía un zafiro rodeado de 14 diamantes.

Cinco meses más tarde, durante la celebración del enlace matrimonial en la Catedral de Saint Paul (cuya cúpula tiene 300 años de antigüedad), él príncipe declararía solemne: "Yo Carlos Felipe Arturo Jorge, te tomo, Diana Frances como mi esposa en nupcias, para poseerte de hoy en adelante".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 20
Carlos de Inglaterra y Camila Parker Bowles

Tras 35 años de espera, el amor entre Carlos y Camila culminó con éxito el 29 de julio de 1981. Camilla Parker-Bowles era odiada por toda la sociedad inglesa por considerarla culpable de la ruptura entre Carlos y Diana. Pero Carlos, contra viento y marea y con escasos apoyos por parte de su familia, decide contraer matrimonio con ella.

La boda civil no estuvo exenta de polémica ya que, entre las 15.000 personas que se calculan que siguieron la ceremonia desde la calle, muchas portaban el rostro de Lady Di como signo de protesta contra el enlace. Pero nada pudo empañar la felicidad que desprendía ese día tan especial a la novia, que se decidió por un discreto conjunto formado por un abrigo de seda y un vestido en blanco roto que cedía el protagonismo al espectacular sombrero de Phillip Treacy.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 20
El príncipe Felipe y doña Letizia

Letizia y el príncipe Felipe se conocieron en el año 2002, durante una cena privada en la casa del director de 'Documentos TV', Pedro Erquicia. Fue pura casualidad, ya que ésta fue invitada en el último momento.

Meses más tarde, en febrero de 2003, se produjo el primer encuentro a solas en Madrid en un local con acceso muy restringido.

Ese mismo verano, la pareja ya decidió viajar junta a Sudamérica. Esos días juntos parece que fueron fundamentales. A su regreso a España, el Príncipe presentó a Letizia a sus padres.

Finalmente el 22 de mayo de 2004, la pareja contrae matrimonio en la Catedral de La Almudena de Madrid en una ceremonia oficiada por el cardenal Rouco Varela. Pese a la lluvia, muchos ciudadanos acudieron a ver a la pareja durante el recorrido en un Rolls Royce.

Era una boda muy esperada por todos los españoles, ya que el Príncipe, a sus 36 años, se casaba finalmente por amor con una periodista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 20
Federico de Dinamarca y Mary Donaldson

El príncipe Federico, heredero de Dinamarca, y la australiana Mary Donaldson se casaron el 14 de mayo de 2004 en la Catedral de Dinamarca, en Copenhague, en una ceremonia por el rito luterano que resultó muy emotiva.

Aquel día supuso la presentación ante la realeza mundial de la novia del príncipe Felipe de Borbón, Letizia Ortiz, que fue la más aclamada de las invitadas.

La novia, según la tradición, hizo esperar al novio durante media hora. Mary no pudo contener las lágrimas durante la espera debido a la emoción y nervios contenidos, que luego se transformaron en numerosas muestras de cariño de los novios en público.

La novia lució un traje del diseñador danés Uffe Frank, en color crudo y cuya principal característica era una enorme cola que hizo las delicias del público que se congregó a las puertas de la iglesia. Mary llegó acompañada por su padre, John Donaldson, vestido con la falda tradicional escocesa, ya que es de procedencia de ese país.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 20
Guillermo de Holanda y Máxima Zorreguieta

El flechazo se dio en España mientras se encontraban alojados en la casa de amigos comunes disfrutando la Feria de Abril.

Pocos meses después, la joven argentina se trasladó a Bruselas, a menos de 300 km de Amsterdam, donde residía Guillermo.

Al poco tiempo el Gobierno holandés da luz verde a la ceremonia, y, de inmediato, Máxima inició un curso acelerado de lengua y cultura neerlandesa. Dio a conocer a todo el pueblo holandés su buena voluntad con ellos, su simpatía y buenos modales que poseía. Su imagen se convirtió pronto en la inspiración de perfumes, flores y hasta píldoras de adelgazamiento.

Los hoy reyes de Holanda se dieron el 'Sí, quiero' el 2 de febrero del 2002 en Amsterdam, en una ceremonia en la que no asistieron los padres de Máxima, aunque después del enlace los recién casados se reunieron con ellos para culminar la celebración e iniciar la luna de miel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 20
Haakon de Noruega y Mette-Marit

La confirmación del compromiso de Mette-Marit, en diciembre del año 2000, con el príncipe Haakon de Noruega fue un tanto escandalosa por el pasado de ella, ya que era madre soltera de un niño de cuatro años, ex modelo y había coqueteado con las drogas.

Por eso mismo, las boda en sí fue muy emotiva, ya que los novios habías atravesado una infinidad de impedimentos.

El momento más destacado fue cuando el novio no pudo contener las lágrimas y rompió a llorar de emoción, contagiando a su vez a Matte-Marit. Todo esto, acompañado de la música y la fina lluvia que caía sobre la ciudad hicieron de la ceremonia un acontecimiento digno de mantener en el recuerdo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 20
Felipe de Bélgica y Matilde D'udeken

Entre todos los jóvenes príncipes de la realeza, Felipe de Bélgica fue el único que contrajo nupcias cumpliendo con la reglas de la Monarquía al casarse con una persona de sangre azul, Matilde D'Udekem, procedente de una familia aristocrática flamenca.

Las virtudes de Matilde fueron del gusto de todo el pueblo: su discreción, inteligencia, sencillez y belleza, pero lo más aclamado fue su procedencia. Vivía en Valonia, una ciudad dividida en dos comunidades: flamenca y valona.

Su compromiso con el príncipe Felipe logró la unión belga de esta ciudad. El compromiso se anunció en septiembre del 1999, y el enlace se celebró tres meses después, el 4 de diciembre en la catedral de San Miguel de Bruselas. Todo el pueblo belga se encontraba conmocionado con la celebración. La imagen tierna y dulce de la novia inundó las revistas y diarios locales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 20
Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover

El día en que la princesa Carolina celebraba su 42 cumpleaños (23 de enero de 1999) fue el elegido por ella para convertirse también en la esposa de Ernesto de Hannover, tras la celebración de una ceremonia civil que tuvo lugar en la intimidad del palacio Grimaldi.

El príncipe Rainiero confirmó la tercera boda de su hija mayor en un escueto comunicado oficial que permitió constatar la ausencia de la princesa Estefanía, hermana de la novia, así como la sola presencia de los dos hijos del novio como representantes de los Hannover.

El tercer enlace de Carolina fue el más discreto de los que ha protagonizado, pese a que el novio es el de mayor rango. Si el 28 de junio de 1978 todo Mónaco salió a la calle para celebrar la boda de la princesa con Philippe Junot; en esta ocasión sólo hubo en la plaza del palacio Grimaldi un centenar de periodistas apuntando con sus cámaras a unos balcones que permanecieron cerrados.

Carolina y Ernesto no repitieron la salida al balcón que se produjo el 29 de diciembre de 1983, cuando la princesa se casó con el fallecido Stefano Casiraghi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 20
Mohammed VI y Salma Bennani

Pese a los 14 años de diferencia que tiene Lalla Salma Benanni con el rey Mohamed VI, ésta ha conseguido poner freno a una tradición muy valorada por la monarquía marroquí durante doce siglos: la bigamia.

Todo ocurrió cuando Mohammed conoció a Salma, una bella joven de la que se enamoró perdidamente durante una fiesta privada en 1999.

Tras subir al trono el 23 de julio de 1999, la prensa comenzó a hacerse eco de que el Rey estaba enamorado de una joven ingeniera informática, hija de uno de los ejecutivos más importantes del grupo bancario Wafabank. A pesar de que su amor era un secreto a voces, Mohammed VI quiso mantener su romance lo más reservadamente posible.

Una vez se hizo oficial el compromiso, el rey decidió entregarle información e imágenes de ella a los medios, algo significativo, puesto que esto nunca lo había hecho un monarca marroquí, ya que las mujeres siempre quedaban relegadas en segundo plano.

Para más muestra de amor, tras la boda celebrada en marzo de 2002, en una ceremonia religiosa privada en el Palacio Real de Rabat, Mohammed la nombró reina de Marruecos, algo también inusual ya que esta figura no había existido antes en esa nación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 20
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin

Se enamoraron en los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996. Desde ese momento se inició una estrecha relación entre los jóvenes, quienes empezaron a salir con un grupo de amigos por Barcelona, ciudad en la que ambos residían por aquel entonces

Se empezó a hablar del noviazgo entre la infanta Cristina y el jugador de balonmano Iñaki Urdangarín en abril de 1997, días antes de que la Casa Real anunciara de forma oficial el compromiso.

La petición de mano se realizó en el Palacio de la Zarzuela en presencia de los Reyes, el Príncipe, los Duques de Lugo, la Familia Real y los familiares del novio.

La boda se celebró en la Catedral de Barcelona el 4 de octubre contando con 1500 invitados, entre ellos, representantes de cuarenta Casas Reales. La ciudad, muy ilusionada con la celebración, ofreció como presente a los novios algo muy especial: un espectáculo de fuego, agua, luz y música en la fuente de Montjuic.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 20
La infanta Elena y Jaime de Marichalar

La pareja se conoció en 1987 en París, donde la infanta Elena se encontraba realizando un curso de literatura francesa junto con a su amiga Leticia Espinoza de Los Monteros.

Elena y Jaime fueron fotografiados juntos en varias ocasiones hasta comienzos de 1993. Los rumores en torno a un enlace eran cada vez mayores en los meses de verano de 1994. Pero fue el 23 de noviembre de ese mismo año cuando se nombraba oficialmente el compromiso para la siguiente primavera.

La petición de mano se realizó en un ambiente privado en el Palacio de la Zarzuela el 26 de ese mismo mes. La infanta Elena y Jaime de Marichalar contraen nupcias el 18 de marzo de 1995 en la Catedral de Sevilla donde el calor popular se hizo patente durante el acto. Un total de 1300 fue el número de invitados con representantes de 38 casas reales.

Las celebraciones se iniciaron un día antes de la boda con una cena de gala para todos los invitados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 20
Abdalá de Jordania y Rania

Fue en el primer empleo que tuvo Rania en una sucursal del City Bank en Ammán, donde conoció a su futuro esposo, el entonces príncipe Abdalá, que había acudido a la entidad a ver a su cuñado.

Pocos meses después, el 10 de junio de 1993, tuvo lugar el enlace.

El 9 de junio de 1999, la pareja se mudó al palacio de Amán, año en el que falleció el Rey Hussein y Abdalá heredó la corona.

El pueblo jordano no veía con buenos ojos que el hijo de una extrajera se convirtiera en su rey, ya que según la Constitución jordana el heredero de la corona tiene que ser hijo de jordanos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 20
Enrique de Luxemburgo y Maria Teresa

Maria Teresa no conoció en realidad a un príncipe, sino a un compañero de clase en la Universidad de Ginebra. Al poco tiempo de ser amigos, se interesó por él y descubrió que era el heredero de Luxemburgo. Al poco tiempo, la joven se dio cuenta de que se estaba enamorada; lo mismo le había sucedido a Enrique.

De esta manera, y enamorados, se casaron en 1981 eligiendo para la boda el romántico día de San Valentín.

Primero tuvo lugar el enlace civil, y después, la boda religiosa en la catedral. Un poco más tarde, los novios aparecieron en el balcón principal del palacio Gran Ducal, donde se besaron apasionadamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 20
Alfonso XII y Victoria Eugenia de Battengerg

En 1905, la princesa Victoria Eugenia asistió a una fiesta organizada por su tío, Eduardo VII, dada en honor de Alfonso XIII de España.

El monarca español empezó a cortejar a la joven a pesar de la oposición existente ante un posible matrimonio por parte de su madre, la reina María Cristina, dados los oscuros orígenes de la línea Battenberg. Además, Victoria Eugenia ostentaba un título que la reina María Cristina consideraba de rango inferior.

A pesar de los inconvenientes, el 9 de marzo de 1906, la Casa Real de España anunció el compromiso matrimonial del rey Alfonso XIII y la princesa Victoria Eugenia para el 31 de mayo en la iglesia de San Jerónimo, en Madrid.

La jornada, que prometía ser feliz, se vio empañada por un atentado perpetrado por Mateo Morra, que lanzó una bomba desde un balcón hacia la carroza real. La reina Victoria Eugenia, milagrosamente, salió ilesa porque, en el momento justo de la explosión, giró su cabeza para poder contemplar la iglesia de Santa María.

Tras este hecho, se presentó ante los invitados a la boda en el Palacio Real con el vestido de novia cubierto de sangre por los muertos que hubo con la explosión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo