Anita Matamoros explica su problema de salud ocular: "Me lié una petardísima"

La hija de Kiko Matamoros acabó en urgencias y ahora ha contado cómo fue su aventura médica hasta que le diagnosticaron lo que le pasaba

anita matamoros
Gtres

    La vida no sonríe en estos días a Anita Matamoros, y es que la hija de Kiko Matamoros y Makoke ha reaparecido hace unas horas en sus redes sociales desvelando que tiene un problema de salud. Ella, sin embargo, ha confesado que está "contenta porque tiene solución", pero sin duda el susto al principio no fue pequeño: nada más comenzar esta misma semana, acabó en urgencias tras días de molestias en su ojo derecho, y ahora, por fin, tiene un diagnóstico y un tratamiento que va a durar nada menos que dos meses...

    La joven se sinceraba así en sus historias de Instagram, revelando que había pasado la noche en urgencias en busca de una solución, porque empezó a picarle mucho el ojo y rascarse no fue la mejor solución: "Me la lie petardísima", explicaba junto a una foto en la que se le podía ver el ojo en cuestión muy rojo. Anita tenía motivos para preocuparse, y es que su hermana Laura Matamoros confesaba a principios de 2021 que padecía glaucoma, problema que también padece el patriarca de la familia, Kiko, desde 2011, y la conjuntivitis es bastante común.

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Tras varias horas de pruebas y esperas, Anita tenía por fin un diagnóstico: queratoconjuntivitis, provocada por la sequedad de la superficie ocular. Un problema que puede llegar a ser bastante doloroso y molesto, y que puede presentarse con varios síntomas, como sensación arenosa, picazón, sensibilidad a la luz, punzadas o incluso visión borrosa. El tratamiento ha sido un colirio específico, y tendrá que estar con él durante dos meses.

    Los problemas de salud parecen ser algo inherente a la familia Matamoros: el propio Kiko, además de sus problemas de vista, también ha tenido que enfrentarse a unos pequeños tumores en la vejiga. Laura también ha comenzado con problemas en los ojos, y hace unos meses nos enterábamos de que Diego, el único hijo varón de Kiko, tiene diagnosticada una enfermedad degenerativa con la que está teniendo que aprender a convivir. ¿Qué será lo siguiente?

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada