Latidos del corazón del bebé: cuándo podemos escucharlo

¿Cuándo se pueden escuchar por primera vez los latidos del corazón del bebé? ¿Qué información ofrecen estos latidos? Aclaramos todas las dudas.

mujer escuchando latido del bebé con ultrasonido
Getty Images

    Si hay un momento emocionante e importante durante el embarazo es cuando se escuchan, gracias a la ecografía, por primera vez los latidos del corazón del bebé. Ahí está, un corazón latiendo en el interior de mamá, una nueva vida abriéndose paso.

    El corazón se empieza a formar durante la quinta semana de embarazo. En el segundo mes de embarazo el corazón del bebé empieza a latir: hacia la semana 6 de embarazo empieza a latir regularmente, pero por lo general no se oye en la ecografía, pero puede apreciarse visualmente en el monitor. A partir de este momento, la ausencia de latido fetal siempre suele conllevar un mal pronóstico. Será en la semana 9 o 10 de embarazo cuando el latido del corazón del bebé ya será perceptible para el oído gracias a la ecografía con doppler, un dispositivo de ultrasonido utilizado en medicina que amplifica el sonido.

    Cuándo escuchar los latidos del corazón por primera vez

    Actualmente, existen en el mercado diversos aparatos o tecnologías que permiten a los padres escuchar el latido fetal en casa, pero cuidado, muchos expertos desaconsejan su uso porque si no se hace bien y no se tiene cierta experiencia, es posible que no se escuche el latido y esto genere una angustia innecesaria en los papás y mamás.

    Frecuencia cardiaca

    La frecuencia cardiaca del bebé durante el embarazo va aproximadamente desde las 140 a 170 pulsaciones por minuto en el primer trimestre hasta las 120 a 160 en el segundo trimestre. Según los expertos de Sanitas, se considera que la frecuencia cardiaca fetal puede variar entre 110 y 160 latidos por minuto, con una oscilación de entre cinco y 25 latidos por minuto, pues cambia en función de su actividad en el útero materno. Al nacer el bebé el latido es alrededor de 110 latidos por minuto.

    Esto es algo que sorprende mucho a las futuras mamás y papás cuando escuchan el latido del bebé por primera vez: la velocidad y el volumen con que se escuchan los latidos, y aunque puede impresionar, es algo totalmente normal.

    Valorar y vigilar por parte del médico la frecuencia cardiaca del bebé es importante a lo largo de todo el embarazo, incluso durante el trabajo de parto, puesto que un ritmo cardiaco anormal puede indicar un problema del feto y permite actuar con rapidez.

    El ginecólogo es capaz de determinar a través de la frecuencia cardiaca la edad gestacional del bebé, además de, como decíamos, detectar posibles problemas o anomalías. Y no solo eso: también puede saber si se escucha el latido de un solo corazón o de varios, estando entonces ante un embarazo múltiple.

    Sexo del bebé y frecuencia cardiaca

    Existe un mito muy extendido que asegura que sí es posible, pero lo cierto es que no tiene sustento científico. Según esta teoría, si el bebé tiene más de 140 latidos por minuto (lpm) será niña, y por debajo de 140 lpm, será niño. Sin embargo, como hemos visto, la frecuencia cardiaca del feto varía por diferentes circunstancias. De hecho, ha habido estudios como el realizado por investigadores del departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad Estatal de Wright, Dayton, Ohio, EE. UU, cuyos resultados han puesto en entredicho esa teoría y determinaron que “contrariamente a las creencias que comúnmente tienen muchas mujeres embarazadas y sus familias, no existen diferencias significativas entre la frecuencia cardiaca fetal (FCF) masculina y femenina durante el primer trimestre".

    La mejor forma de saber el sexo del bebé es mediante ecografía a partir de la semana 20. Como experiencia, la ecografía 5 D puede ser muy recomendable.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo