Deportes de verano para niños: las actividades para disfrutar

Durante las vacaciones los más pequeños de la casa tienen más tiempo libre, lo que pueden aprovechar para practicar deportes de verano. ¡Hablamos de algunos de ellos y explicamos sus beneficios!

niño en tabla de surf en la playa
Getty Images

    Es muy importante que los niños practiquen deporte y hagan ejercicio para combatir el sedentarismo y gozar de buena salud, además de iniciarse desde pequeños en hábitos saludables. En verano hay deportes que pueden practicarse especialmente y que tienen ventajas para los niños.

    Natación

    Nada mejor para refrescarse en días de calor que un chapuzón en la piscina o en la playa. Para que los niños practiquen natación la piscina es ideal. La natación es un deporte muy completo, ya que permite a los niños trabajar la coordinación, la fuerza, desarrollar la musculatura, ampliar la capacidad respiratoria y ganar independencia y confianza, entre otras cosas.

    Desde la Asociación Española de Pediatría indican que “las clases de natación y enseñar a sobrevivir en el agua pueden disminuir las tasas de ahogamientos en los niños. Es conveniente que aprendan a nadar a partir de los 4 años. Sin embargo, la decisión de cuándo un niño debe iniciar dichas clases debe ser individualizada. Existen estudios que afirman que iniciar las clases entre los 1 y 4 años disminuye el número de ahogamientos”.

    Los niños deben nadar en la piscina o en la playa siempre bajo la atenta vigilancia de un adulto. Enseñar a nadar a un hijo o hija también es un momento muy importante y de conexión.

    Snorkel

    El verano nos puede brindar también la posibilidad de practicar snorkel en familia. Eso sí, se trata de un deporte que los niños deben llevar a cabo siempre con adultos con experiencia y conocimientos en esta actividad.

    El snorkel permite a los niños ejercitar su musculatura, la coordinación, la capacidad respiratoria, ayuda a mejorar la concentración y, desde luego, es toda una experiencia para los sentidos, además de ser una actividad muy enriquecedora y divertida. Si vamos a pasar las vacaciones en la playa, apuntarse a una actividad de snorkel con un monitor experto es un buen plan familiar.

    Los expertos del Parque de Ocio Toyo Aventura, un centro lúdico donde conviven las actividades en la naturaleza, los animales y la multiaventura, sostienen en su web que, aunque no se pueda decir que exista una edad mínima establecida para realizar snorkel, un niño que desee practicarlo debe ser capaz de realizar acciones básicas relacionadas con este deporte, como respirar bajo el agua usando el equipo de snorkel, mantener su máscara o careta bien ajustada y limpia, flotar en el agua sin dificultad, seguir instrucciones y desplazarse cómodamente en el agua. Por ello, señalan que la edad aproximada en la que los niños empiezan a hacer snorkel es a los 10 años.

    A la hora de buscar viajes con niños y destinos perfectos para toda la familia, elegir sitios que permitan hacer este tipo de actividades es una buena idea.

    little girl on paddle board in the ocean
    praetorianphotoGetty Images

    Surf

    A la mayoría de los niños les gusta jugar con las olas, por eso, practicar surf puede ser un buen deporte para ellos. Hay que tener en cuenta que la edad el niño determinará qué nivel de surf o actividades podrá hacer. Por ejemplo, se puede iniciar a los niños de entre 2 y 3 años, pero será mediante juegos y actividades para que se familiaricen con el agua, le pierdan el miedo y que se sientan tranquilos en ella.

    Los profesionales de la Escuela de Surf las Dunas explican que en niños de entre 4 y 7 años “ trabajar las habilidades motoras es la principal finalidad a desarrollar mediante juegos que incluyan carreras y saltos. El mejor rango de edad para iniciar a los niños en el surf es entre los 8 y 10 años, ya que es la etapa adecuada para que tengan una introducción formal en el deporte. Desde conocer las tablas y traje, hasta montar sus primeras olas”.

    Apuntar a los niños a una escuela de surf les ayudará a aprender el deporte de forma adecuada y a participar en grupo, lo que les ofrecerá mayor diversión y motivación.

    El surf ofrece muchos beneficios a los niños, algunos de los más importantes son desarrollar la coordinación, el equilibrio, la habilidad motora y la concentración. Además empiezan a relacionarse con el entorno natural y a aprender a respetarlo. Es una actividad perfecta para niños que tengan estrés o problemas de confianza.

    Paddle surf

    Practicar paddle surf en familia también es una actividad perfecta para el verano. Para que un niño pueda disfrutar de esta actividad necesita tener autonomía, saber nadar y bucear. Por eso, los expertos en la materia sostienen que “antes de los 5 años se puede disfrutar con un niño con el paddle estando los 2 en la tabla, remando en tándem. A partir de los 5 años el niño ya podrá ir de pie en su tabla, puesto que ya han asimilado la coordinación suficiente para poder estar a gusto sobre ella y disfrutando”. Obviamente se trata de una actividad que los niños deben practicar siempre con adultos expertos y con el material de seguridad adecuado.

    El paddle surf ofrece a los niños la posibilidad de mejorar la agilidad, la coordinación, trabajar la musculatura, la concentración y la fuerza, entre otros.

    Tenis y Pádel

    Son deportes que pueden practicarse en cualquier época del año, pero en verano también pueden ser una buena opción. Tanto el tenis como el pádel son deportes que permiten a los niños trabajar la coordinación, la velocidad, la fuerza, la agilidad y la concentración. Además, son deportes buenos para crear vínculos y fomentar el trabajo en equipo si se practican por parejas.

    En verano, ante el calor, siempre es importante practicarlos evitando las horas de más sol, con una buena hidratación, ropa adecuada y con gorra y protector solar. ¿No sabes qué crema solar es la mejor para tu peque? Echa un vistazo a nuestro artículo "Protectores solares para bebés y niños: ¿cuáles comprar?".

    Se pueden empezar a practicar a partir de los 4 años, aproximadamente.

    Ciclismo

    ¡A muchos niños les encanta montar en bici! El verano puede ser la oportunidad perfecta para que los niños practiquen ciclismo y descubrir rutas en familia. Es fundamental que el niño sepa montar bien en bici, tenga una bicicleta adecuada a su edad y casco y protecciones adecuadas.

    Este deporte les permite estar en contacto con la naturaleza, trabajar la musculatura y desarrollarla, tanto de piernas como de brazos, mejorar la coordinación y la concentración, además del equilibrio y la capacidad respiratoria. Ya se sabe...¡las bicicletas son para el verano! Además, los triciclos para bebés y niños son perfectos para que se inicien pedaleando.

    Senderismo

    Practicar senderismo es una forma perfecta de conectar con la naturaleza y hacer ejercicio. Hacer senderismo en familia permite pasar tiempo juntos, descubrir nuevos paisajes, mejorar la coordinación, tonificar y desarrollar la musculatura, potenciar la resistencia y mejorar la capacidad respiratoria, entre otros beneficios.

    Hay que elegir una ruta adaptada a los niños en función de su edad y sus capacidades, llevar un calzado y vestimenta adecuados, ropa ligera que transpire y no provoque rozaduras, crema solar, gorra y mucha agua, estas son algunas de las claves para hacer rutas por el campo.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo