'El Sultán', qué ha pasado en los últimos capítulos (19 al 21): "Márchate"

Qué ha pasado en 'El Sultán': Hürrem le pidió a Leo que se fuera del palacio y le entregó una bolsa de dinero.

el sultán
Productora

    En los capítulos de El Sultán de la semana pasada Hürrem se encontró con Leo en el palacio de Hatice y Sadika comenzó a espiarles, sospechando que algo había entre ellos. Pues los capítulos de esta semana (del 19 al 22) han avanzado nuevos problemas en El Sultán. Se produjo una revuelta en el interior del palacio de Ibrahim y Hatice. Varios hombres entraron con antorchas al lugar y prendieron fuego a algunas de las estancias. Hürrem, que se encontraba también en el interior de la propiedad, temía por su seguridad y la del resto de su familia. Afortunadamente, Leo logró rescatarla junto con el resto de hombres del palacio.

    La que peor parada salió fue Hatice, debido a la intoxicación por el humo, perdió el conocimiento y Leo se vio obligado a sacarla en brazos de su alborotado hogar. De repente, el sonido de un disparo rasgó el ambiente y la bala impactó en la espalda del pintor. Hürrem se dio la vuelta y miró como su antiguo amor se derrumbaba en el suelo. Mientras tanto, en el palacio de Topkapi, Mahidevran y el resto de los habitantes oraban para que sus allegados estuvieran bien.

    Solimán logró sofocar la rebelión

    Solimán mandó una carta a Ibrahim para hacerle sabedor de lo que había ocurrido en su palacio y cómo habían quedado las cosas. El Sultán logró sofocar la rebelión de los jenízaros asegurando a los manifestantes que sus peticiones serían escuchadas. Mientras tanto, la ayuda llegó a palacio. Leo se repuso de sus heridas y Hatice recuperó la consciencia. La Sultana se encontró bien, pero el bebé que llevaba en su vientre no había logrado sobrevivir a causa de las heridas provocadas tras su caída por las escaleras.

    Preocupado por lo que pudieran pasarle a su familia, Solimán decidió que Hürrem y los niños se fueran al palacio de Topkapi. Mientras, él se quedó un tiempo más en el hogar de Ibrahim y Hatice. Hürrem no estaba para nada contenta con esta decisión, pues temía que su amado no quisiera regresar a su hogar por estar con Sadika.

    Por otro lado, Leo se recuperó con el paso de los días y comenzó su trabajo en el palacio de Solimán. Hürrem, que tenía miedo de tenerle tan cerca, le ofreció, incluso, dinero para que se marchase. Esto rompió aún más el corazón del pintor, que nunca creyó que su amada pensara de él que podía ser comprado.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de El Sultán