‘Pasión de gavilanes’ tendrá secuela... sin Michel Brown

El éxito mundial regresará a las pantallas con el reparto original, a excepción del argentino que ha explicado los motivos que le han llevado a rechazar el papel.

Pasión de gavilanes, ese éxito mundial que hace que ya no podemos preguntar (ni leer) “¿Quién es ese hombre?” sin tararearlo con el ritmo de 'Fiera inquieta', volverá a la pequeña pantalla. Tal y como apuntaban los rumores desde hacía tiempo y como ha confirmado uno de sus actores, el reparto original está trabajando ya en la creación de una secuela de esta telenovela original que arrasó en decenas de países.

Ahora que ha estrenado junto a su mujer el documental India, íntima y extrema, Michel Brown concedió una entrevista a un portal digital en el que ha confirmado que la segunda temporada está en negociaciones, pero que él no participará. "La van a hacer, creo que de hecho en esto están hablando, no sé si Telemundo o quien, pero creo que algunos la van a hacer", informó a FórmulaTV. La noticia ha creado todo tipo de reacciones entre las que predominan quienes aseguran que no podrá haber sustituto para el cálido 'Franco'.

michel brown

Parece que el motivo que le ha llevado a rechazar esta oferta es que no cree en la necesidad de crear una nueva secuela de este proyecto pues tiene el listón muy alto para poder alcanzar el éxito que tuvo la primera y estar a la altura de las expectativas de la audiencia. "Yo decidí no hacerla. Me parece que cada uno es dueño de sus decisiones. Me da la impresión de que fue un proyecto muy exitoso y yo soy partidario de que las cosas hay que dejarlas, o sea así como saber disfrutarlas y sacarles ese jugo, me parece que hay que dejarlas volar también y que tiene mucho riesgo".

No obstante, Brown sabe que volver a embarcarse en esta historia sería "increíble". "Me parece que está increíble y que la experiencia para ellos va a ser increíble, volver a verse después de tanto tiempo, pero a mí me pasa que me encuentro con historias muy interesantes en mi camino y volver a una historia antigua hoy no me llama la atención", se sinceró.

En España, Pasión de gavilanes aterrizó en 2005 consiguiendo unos espectaculares datos de audiencia que provocaron un terremoto en la sobremesa de Antena 3. Se trataba de un nuevo fenómeno en el género que aún se mantiene, después de Betty la fea que se había emitido en la misma cadena apenas tres años antes. Después de llevar a recabar una media del 23,4% y alrededor de unos 2.400.000 espectadores, el capítulos final reunió a más de 5 millones de espectadores frente al televisor, unos datos que hicieron que la cadena comenzara a apostar por el género de la telenovela. Títulos como El cuerpo del deseo, Rubí, Contra viento y marea, La fea más bella y Rebelde les sucedieron.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo