'Sol de tentación'

Las playas de Puerto la Cruz sirvieron de escenarios naturales en las que mosquitos y altas temperaturas hicieron sufrir a los actores.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sol Romero es una bella y fantasiosa pescadora que se gana la vida junto a su padre, Rildo, en Valle Seco, un pequeño pueblo de Venezuela. Vive obsesionada con el mar desde que su madre y su hermano murieron ahogados cuando era una niña.

Desde entonces, busca en él el cariño materno que tan pronto se le arrebató y le habla de sus sueños, secretos e ilusiones. Al chico se lo imagina en cada ave que planea sobre la playa. Lo que la muchacha desconoce es que ambos siguen vivos aunque separados. Mónica no fue engullida por las aguas, en realidad se fugó en un yate con su amante, el millonario Gonzalo Santalucía. Y Daniel fue rescatado por los Irazabal, una familia adinerada.

El destino quiere que Sol conozca al amor de su vida gracias al mar. Se trata de Armando Santalucía, que llega al pueblo para pasar las vacaciones junto a su novia, Martita Irazabal, y sus amigos. Rogelio, su padre, ha aceptado de buen grado el viaje porque a su regreso a la capital le quiere comunicar los planes que tiene para él: desea que trabaje en el consorcio familiar y que se case con su prometida.

En el baile de las fiestas patronales de Valle Seco, Sol y Armando no pueden dejar de mirarse y antes de acabar la noche se dan cuenta de que son almas gemelas y se juran amor eterno. Despechada, Martita planea vengarse y pide ayuda a Emilio, su cómplice de siempre, para conseguirlo.

Año: 1996
País: Venezuela
Productora: Venevisión
Reparto: Natalia Streignard, Miguel de León, Aroldo Betancourt y Jorge Palacios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La gran oportunidad de Natalia

Se sentía afortunada en su debut como protagonista: “He hecho realidad mi sueño. Además, entre Miguel y yo surgió la química enseguida. Tiene carisma, es encantador y un gran profesional”. Su compañero también la halagaba: “Es una joven dedicada y con ilusión. Facilita mucho el trabajo”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Adolfo Cubas, el villano

“Creo que siempre me dan ese tipo de papeles porque tengo aptitudes para interpretarlos. Me falta belleza para ser el galán, pero espero que me lo asignen algún día”, confesaba el actor que ya había dejado su huella en Abigail y Rubí. En televisión, aún no ha alcanzado su sueño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Amor clandestino

Jorge Palacios (Rogelio) y Patty Oliveros (Irene), padre e hija en la ficción, se enamoraron y mantuvieron la relación en secreto durante años. Los dos estaban casados. “Ella era la esposa de un gran amigo. Trabajar juntos transformó la amistad en una pasión irrefrenable. Se lo contamos a nuestras parejas cuando ya era evidente”, revela el actor, unido a Patty desde entonces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De actriz a escritora

La artista cubana Cristina Obín, que se metió en la piel de Lourdes, grabó seis novelas depués de 'Sol de tentación'. El último título fue El amor las vuelve locas en 2005.

Decidió alejarse de la actuación, profesión que desarrolló durante tres décadas en cine, teatro y televisión para escribir libros infantiles.

"Sentí que debía hacerlo mientras leía un poema a mi nieta para dormir. La abuela superó a la actriz", recuerda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El regreso de Yanis Chimaras

"Caí en el mundo de las drogas por la muerte de mi padre, por inmadurez, por miedo a asumir nuevas responsabilidades... He salido del infierno gracias a mi mujer y mis hijas. Vuelvo sereno y con ganas de trabajar", declaraba con 41 años Yanis Chimaras.

Tras una existosa carrera como actro, el venezolano moría apuñalado el 24 de abril de 2007 al mediar en un atraco cuando se dirigía a los estudios de Venevisión para grabar el final de Ciudad Bendita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Trabajar con sus ídolos

Fabiola Colmenares, que grababa su segunda novela, estaba emocionada con sus compañeros: “Adolfo Cubas, Aroldo Betancourt, Cristina Obín… son actores a quienes siempre he admirado. Además, no hay divismos, todos nos ayudamos mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo