‘Bendita mentira’

Una historia en la que Angélica María tuvo que engordar y Mariana Levy sufrió por separarse de su recién nacida.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una relación clandestina

Carolina vive en la ciudad con su padre y su madrastra. Esta, que no la soporta, la envía de vuelta con su madre al pueblo. Resignada, la humilde muchacha regresa junto a Goya, una mujer cuyos problemas con el alcohol la hacen intratable, y su hermanastra, Margarita.

Tras la muerte de la señora, la joven lucha por salir adelante junto a Margarita y con la ayuda de su vecina, Petronila. El destino quiere que conozca a Esperanza, el ama de llaves de los De la Mora, y su vida da un giro radical.

La criada lleva años al servicio de la familia compuesta por Erasmo y sus hijos: Diego, Mireya, Lili, Fabricio y Saúl. Todos la detestan por ser además la compañera sentimental de su padre.

Poco antes de morir, el patriarca se casa con quien ha compartido penas y alegrías en los últimos años. Sus herederos ven en ello una argucia de Esperanza para quedarse con la fortuna familiar. No imaginan que ella los mantiene desde hace meses, cuando su padre se arruinó.


A través de Esperanza, Carolina y Diego se conocen y se enamoran pero él se deja influir por los prejuicios sociales y la convierte en su amante mientras planea casarse con una joven llamada Jessica, de la que solo le atrae su dinero.

La mujer intenta impedir la boda pues Diego es hijo suyo y de Edgardo, el padre de la chica, algo que ha ocultado. La situación se complica cuando Carolina descubre que está embarazada...

Año: 1996
País: México
Productora:Televisa
Reparto: Mariana Levy, Sergio Catalán, Angélica María, Ana Patricia Rojo y Ramón Abascal.

Las lágrimas de Mariana

“Acepté trabajar en esta novela porque el productor, Jorge Lozano, me insistió y eso para mí fue un halago. También dije que sí por lo inestable de la profesión, pero no estaba en mis planes porque acababa de dar a luz. Aún estaba hinchada del embarazo”, reconocía Levy. “Lloré cuando me separé de mi pequeña María, pero la vida debe continuar. Si no fuera por Ariel [López Padilla], que me apoyó, no estaría aquí”, añadía.

Constantino Costas

Casi veinte novelas tenía a sus espaldas el actor cuando llegó a esta para interpretar a David, el amigo del protagonista. Ambos se reencontraron en Vivo por Elena dos años más tarde. Costas graba ahora la versión mexicana de El capo, junto a Mauricio Islas.

Un galán novato

Sergio Catalán (David) llegaba a Bendita mentira tras debutar en el género un año antes gracias a Pobre niña rica, donde realizó una breve participación. “Es la prueba de fuego, espero no defraudar con un personaje de esta magnitud. Solo busco gustar al público y crecer como actor”, comentaba. Diez novelas y cuatro series después, presenta Tengo talento, mucho talento. Está casado con Teresa Tuccio, con quien coincidió en Tierra de pasiones (2006).

Adiós, Chachita

Evita Muñoz, Chachita, daba vida a Goya, la madre alcohólica de
la protagonista. Falleció el 23 de agosto de este año en su México natal tras dedicarse 75 de los 79 años que tenía a la actuación. En la imagen la vemos junto a Ninón Sevilla, su compañera en Qué bonito amor (2013), la última telenovela que grabó.

Memorable escena

El 11 de noviembre de 1996 concluyeron las grabaciones con la boda de los protagonistas.
El esperado momento contó con espectadores de excepción: Raúl Vale, que iba a celebrar el cumpleaños de su hija, Angélica, con su exmujer, Angélica María y Ariel López Padilla, que no quiso perderse el enlace de su esposa con Catalán.

La primera adaptación

Bendita mentira es
 la segunda versión
de la ficción venezolana Corazón de madre (1969), con Amalia Pérez Díaz. México la adaptó por primera vez en 1980, 
le puso por título Soledad 
y formó el reparto con
la legendaria Libertad Lamarque, Humberto Zurita, Christian Bach, Edith González, Rosalía Valdés, Rebeca Manríquez...

Publicidad - Sigue leyendo debajo