‘Amarte así, Frijolito’

A los 7 años Alejandro Felipe Flores dejó su México natal para grabar en Argentina esta producción con la que alcanzó fama internacional junto a sus paisanos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Margarita, una joven luchadora que se gana la vida como cantante, adora a su hijo, a quien llaman Frijolito. Sin embargo, no puede evitar pensar el modo en que fue concebido.

Seis años atrás, un muchacho de nombre Ignacio la invitó a tomar una bebida, tras ingerirla empezó a sentirse mal y después solo recuerda que se despertó desnuda en una cama. Pasado un mes, se enteró de que estaba embarazada y de que el supuesto violador se había ido a estudiar fuera. Ajeno a esto, Ignacio recibe en ese momento un caluroso recibimiento por parte de su familia. Acaba de regresar a la ciudad convertido en médico.

Deseoso de recorrer las calles de su barrio, se encamina hacia la plaza y allí se topa con Frijolito y Toño, su inseparable amigo. Ambos tratan de ganar algunas monedas limpiando coches. El médico se pone a hablar con ellos y, sin saber por qué, siente un cariño especial por el primero.

Días después, Ignacio lleva a su sobrina Dulce a ver la tumba de su madre y allí se encuentra con Frijolito y Margarita. El médico, que no reconoce a la mujer, se queda extrañado por la cara de asustada con la que lo mira.

Aunque la cantante quiere separar a su hijo del médico por temor a que este sepa quién es y se lo quite, no solo no lo logra sino que se enamora de él al tiempo que ambos descubren qué ocurrió la noche que se conocieron. Sin embargo, su relación parece imposible pues Chantal, la novia de él, no está dispuesta a perderlo...

Año: 2005

País: Estados Unidos

Productora: Telemundo
Reparto: Litzy, Mauricio Ochmann, Alejandro Felipe Flores y Roberto Mateos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El origen. Más de una vez había expresado Enrique Torres su intención de escribir una historia sobre una cantante de mariachi, pero la había descartado porque sus allegados siempre la calificaron de locura. Sin embargo, retomó la idea tras realizar un casting a Alejandro: “Su desparpajo y su naturalidad me encandilaron”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cambios. Aunque el guión estaba claro, Torres escuchaba las sugerencias. Así fue como el pequeño Flores se salió con la suya. “Se pasó varios días mirándome de reojo, como si deseara decirme algo y al final me confesó que quería cantar. Me pareció divertido, así que les pusimos a él y a Leonardo un traje de mariachi e interpretaron un tema”, recuerda el escritor.


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

‘Pequeño’ placer. Los mayores estaban de acuerdo en que trabajar con chiquillos requiere mayor concentración y paciencia porque suelen despistarse, pero también aseguraron que en esta ocasión había sido un verdadero placer. “Me dejaron fascinado por la espontaneidad y la frescura. Alejandro y yo incluso llegamos a improvisar. Es un niño muy inteligente”, recuerda Ochmann.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El mejor ambiente. Aunque delante de las cámaras los actores se gritaban, detrás todo era diversión. Roberto Mateos, el atribulado Francisco, y Carla Peterson, la malvada Chantal, aprovechaban los descansos para provocar la risa de sus compañeros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Un final con mensaje. Con la muerte del personaje a quien encarnó Edgar Vivar se pretendía que el público recapacitara sobre lo beneficioso de llevar una vida sana. “Don Pedro es un ejemplo de lo que no debe hacerse, ha tenido graves problemas con el alcohol, es diabético y se empeña en descuidar su alimentación. De ahí su desenlace”, se justificaba el autor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Qué ha sido de Leonardo Juárez?

Después de meterse al público en el bolsillo con solo 4 años como Toño, el divertido amigo de Frijolito, Leonardo Juárez volvió a México donde trabajó en TV Azteca. Sin embargo, “la vida de actor no me gustaba, no podía jugar, no tenía amigos, no iba a clase...”, aseguró. Y decidió seguir estudiando. Hoy ayuda a los jóvenes emprendedores a llevar a cabo sus proyectos empresariales en el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos No. 13 de México.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¡Estos niños! Sin revelar si él o el resto de sus pequeños compañeros (Isamar González, que dio vida a Daniela; Leonardo Juárez, Toño; y Mariana Beyer, Dulce) le pusieron en apuros, el actor añadió: “Me di cuenta de que hay que tener cuidado porque son como esponjas y repiten lo que escuchan”. Marita Ballesteros (Lucrecia), en cambio, podía presumir de conocer bien a los niños. “Antes de dedicarme a la actuación fui maestra de jardín de infancia”, aclaró.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Madre e hija

La actriz mexicana Tina Romero estaba feliz con
 el debut de su hija Cristina, que dio vida a Rosita. “Vino a Argentina para continuar sus estudios y le ofrecieron el papel. Ha sido maravilloso trabajar juntas”, recordaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo