‘Eva del Edén’

Más de un millón de euros costó esta novela de época peruana en la que Mónica Sánchez y Diego Bertie vivían un amor prohibido.

Eva del Eden
Dione Blas

En junio de 2004 Diego Bertie y Mónica Sánchez se trasladaban al siglo XVI para vivir una historia de amor prohibido entre un sacerdote (Roldán de Astorga y Carrasco) y la joven mestiza Eva de Palomino. Aunque habían trabajado juntos, este era su debut como pareja en televisión. Estaban encantados. “Es una gran profesional, adoro trabajar con ella”, decía él. “Es un privilegio tenerlo de compañero”, aseguraba ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Frecuencia Latina

Corre el año 1532 y el imperio inca se desmorona. En apenas unos ños, conquistadores españoles se hacen con el territorio en nombre del rey Carlos V. El capitán Hernando de Palomino, que llegó al Nuevo Mundo con la esperanza de encontrar paz y amor, descubre los abusos cometidos por algunos ambiciosos y crueles compatriotas, que ejecutan a los indios.

Horrorizado, huye con el padre De León, un cura católico y conocedor de las lenguas locales. Así llegan a Lucanas, un pueblo chanca que enseguida ve que son hombres nobles y les permiten quedarse. Y no solo eso… Hernando se casa con la princesa

Leonor, de quien se enamora perdidamente, y bautiza el lugar como El Edén, un paraíso donde indios y cristianos viven en armonía. Sin embargo, la felicidad le dura poco. Su esposa muere tras un complicado parto en el que da a luz a una hermosa niña, de nombre Eva. Esta, la primera mestiza del territorio, vivirá junto a Juan Chocne, un niño de la tribu adoptado por su padre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Frecuencia Latina

Años después, llega al lugar Amador de Carrasco, que exige a Hernando, como dueño del lugar, indios para explotar unas minas. Palomino se niega y el cruel soldado lo mata delante de Eva. Esta jura vengarse, sin embargo, su objetivo cambiará al conocer a Roldán. Ambos se enamoran perola relación cuenta con dos obstáculos insalvables: él es sacerdote e hijo del asesino de su padre.

FICHA TÉCNICA
Año: 2004
País: Perú
Productora: Frecuencia Latina
Reparto: Mónica Sánchez, Diego Bertie, Javier Echevarría, Milene Vásquez y Paul Martin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Excelente relación
Frecuencia Latina

Milene y Javier Echevarría, que encarnaba al gran villano (Marcus Arias), se hicieron amigos. “Tenemos mucha química, nos peleamos por leer los guiones primero. Los colecciono”, confesaba él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Existieron de verdad.
Frecuencia Latina

Nieva fue uno de los personajes reales que se retrataron en la novela, aquien dio vida Paul Martin. En la lista se encontraban también el encomendero Amador (Carlos Cano de la Fuente,) el cronista Felipe Guamán Poma (Pold Gastello), el oidor Briviesca de Muñatones (Nicolás Fantinato) y el alcalde Taulichusco (Reynaldo Arenas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más que actor.
Frecuencia Latina

Óscar Carrillo, que fue Hernando de Palomino, el padre de Mónica en la ficción, se había encargado de seleccionar al reparto. En él destacaban José Luis Ruiz (Melchor de Brizuela) ...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Frecuencia Latina

María Angélica Vega (La Mora), Leslie Stewart (Cándida de Peñaloza) y Maryloly López (Blanca de Astorga).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Debut.
Frecuencia Latina

El entusiasmo embargaba a Milene Vásquez, que se metía en la piel de la marquesa española Margarita Beleño: “Es mi primera mala y no está estereotipada, resulta natural, creíble… Tiene muchos matices”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La discreción de Santiago Magil
Frecuencia Latina

Cuando llegó a esta novela para meterse en la piel de un médico judío perseguido por la Inquisición, este actor peruano gozaba de gran popularidad gracias a sus trabajos para la pequeña pantalla, en especial, Pobre diabla. Precisamente la fama es lo que lo ha mantenido alejado del género. “Dejó de ser agradable”, comentó en 2015 cuando regresó al teatro. Hasta entonces, se había dedicado a regentar un hotel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo