¿Cómo saber si la respiración de mi bebé es normal?

Resolvemos todas tus dudas sobre la respiración de los recién nacidos para que sepas cuándo todo va bien y cuándo deberías preocuparte.

Child, Baby, Photograph, Pink, Skin, Cheek, Beanie, Sleep, Baby sleeping, Headgear,
D. R.

    ¿Acabas de dar a luz y te preocupa la respiración del bebé? No te agobies, si te acabas de estrenas en el maravilloso mundo de la maternidad es totalmente lógico y normal que te asalten multitud de dudas. ¿Por qué cambia la piel del bebé de color? ¿Cuándo debería preocuparme por el peso del recién nacido? ¿En qué momento la sonrisa del bebé es un gesto consciente? Son muchas las preguntas que se hacen especialmente los padres primerizos y, entre ellas, suelen estar varias sobre la respiración del recién nacido.

    ¿Es normal que el bebé respire muy rápido?

    Seguramente, mientras observas a tu hijo, te habrás dado cuenta de que el bebé respira muy rápido y su pecho se mueve mucho al hacerlo y te preguntas si es normal o si es un indicio de que algo va mal. Podéis estar muy tranquilos porque esa respiración rápida del bebé es totalmente normal.

    Todos los recién nacidos respiran como pajarillos, ya que realizan entre 40 y 60 respiraciones superficiales por minuto, frente a las 20 que hace una persona adulta. El hecho de que veas que su pecho se agita tanto tiene también una explicación simple; al nacer, el cuerpo del bebé apenas tiene grasa lo que hace que se noten más los movimientos que realiza el pequeño para llenar y vaciar sus pulmones.

    ¿Cuándo preocuparse por la respiración del bebé?


    Para que todavía te quedes más tranquila, te contamos en qué casos sí deberías preocuparte respecto a la respiración del recién nacido. Aunque son situaciones excepcionales que suceden poquísimas veces, es muy importante que sepas distinguirlas para llevar al bebé a urgencias, donde le administrarán un aerosol y si es necesario le pondrán oxígeno. Toma nota de las señales de alerta:

    -La piel del bebé adquiere un tono azulado.

    -El ritmo de respiraciones del bebé supera las 70 por minuto.

    -Sus orificios nasales se abren mucho, el espacio que hay entre sus costillas se hunde y el pequeño emite una especie de silbido.

    la respiración del bebé recién nacido vigilada por el pediatra en presencia de  su madre
    ZukovicGetty Images

    ¿Por qué mi bebe emite un estridor?

    La causa de los anteriores síntomas tendrá que ser determinada por el médico, pero la más habitual es un trastorno llamado estridor. Este se produce debido a que las vías aéreas del niño son todavía inmaduras por lo que el aire no puede circular por ellas tan bien como debería.

    De todos modos, no te agobies porque lo bueno de este problema respiratorio propio de los bebés es que se corrige con el tiempo y desaparece en unos meses sin necesidad de poner ningún tratamiento.

    ¿Cómo ayudar al bebé a respirar mejor?

    Aunque no exista tratamiento, sí puedes hacer algunas cosas para aliviar al bebé y que respire mejor. Todos son gestos simples y fáciles de hacer: levantar un poco el cabecero de su cuna para que duerma semi incorporado, limpiarle bien la nariz varias veces al día con un poco de suero y poner un humidificador en su cuarto. Y, por supuesto, siempre evita fumar en su presencia.

    Ten en cuenta que al principio los recién nacidos respiran exclusivamente por la nariz. De modo que mantener hidratados sus orificios nasales le ayudará a respirar mejor.

    ¿Qué más debería saber sobre la respiración del bebé?

    hidratar la nariz del recién nacido, como el de la foto, le ayuda a respirar mejor si tiene mocos
    getty- Mayte TorresGetty Images

    Quizás te sorprenda también ver cómo tu bebé estornuda muy a menudo. No te preocupes porque los estornudos frecuentes son habituales en los recién nacidos y, además, tienen una función positiva, ya que son un mecanismo para limpiar las vías respiratorias.

    Los bebés en ocasiones no respiran bien porque tienen muchos mocos. Tampoco te agobies a priori, a no ser que vayan acompañados de otros síntomas, porque los mocos aparecen, a veces, sin que el pequeño esté resfriado. Si molestan mucho al niño y le impiden comer y respirar bien, es recomendable limpiarle las fosas nasales con ayuda de unas gotas de suero fisiológico y, en último termino, si hiciera falta, de un aspirador nasal.

    Cuando el bebé tiene estridor o muchos mocos, el suero fisiológico es una gran ayuda. Aplícaselo varias veces al día poniendo al bebé boca arriba, pero un poco ladeado para evitar que se atragante.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo