La reina Letizia revela que tiene una nueva dolencia en los pies: neuroma de Morton

Si hace un tiempo conocíamos que padecía metatarsalgia, ahora se ha sabido que sufre otro trastorno en la planta del pie que le complica la vida a la monarca y que le obliga, aún más, a relegar los tacones de su armario

la reina letizia, en la imagen durante el besamanos del 12 de octubre de 2022, sufre una nueva dolencia en los pies neuroma de morton
Gtres

    La reina Letizia no es ajena a los problemas de salud, y si hace unos días supimos que sufría metatarsalgia, que es una dolorosa inflamación del nervio metatarsiano (más comúnmente conocido como 'bola de la planta del pie'), ahora se ha sabido que el problema se ha cronificado en lo que se conoce como 'neuroma de Morton' -bastante difícil de diagnosticar-, y que puede venir dado por muchas causas, como una vida muy activa en la que se practica mucho deporte pisando mal, pero se puede agravar con habitualidades como el uso de los tacones altos, algo que en la agenda de la reina Letizia es prácticamente imprescindible.

    La noticia se conoció cuando ella misma se lo reveló a la Prensa durante el besamanos del Día de la Hispanidad que se celebró el pasado 12 de octubre en el Palacio Real. Durante una hora y media, los Reyes saludaron a grandes personalidades de nuestro país. Más de 1.000 personas que esperaron impacientemente su turno, mientras don Felipe y doña Letizia permanecían de pie. Eso sí: cada 25 minutos, se hacía un pequeño descanso para que la monarca pudiera caminar o incluso descalzarse, y es que no hay nada peor para los pies que estar en tacones y no moverse un ápice del sitio.

    Gtres

    Precisamente por su metatarsalgia, la Reina ya tenía los tacones bastante prohibidos (algo que no le ha importado, pues los aborrece), pero en actos como este, donde el look manda y los tacones son prácticamente un imperativo, ha tenido que saltarse las recomendaciones médicas, aunque ella misma tiene muy claro que ya los tacones altos son para ocasiones muy contadas, y es por ello que en muchas apariciones fuera de la agenda oficial, como sus salidas con el Rey o sus hijas, opta por zapatillas, bailarinas, sandalias planas o cuñas no demasiado altas, como ya ocurrió este verano en su vacaciones en Mallorca.

    El tratamiento para esta dolencia no es otro que los analgésicos y los antiinflamatorios, también la fisioterapia, aunque en algunos casos se llega a tener que utilizar infiltraciones. La solución suele pasar por utilizar menos tacón o incluso plantillas especiales, lo que no ayuda a mejorar la situación, pero sí frena el empeoramiento, que en los casos más avanzados puede hasta provocar la cojera del paciente.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Reina Letizia