Carlos de Inglaterra y los momentos inolvidables de su vida

El eterno heredero cumple 71 años y repasamos su vida.

El 14 de noviembre de 1948 nació el primer hijo de la Reina Isabel II, Charles Philip Arthur George, Carlos de Inglaterra. Ya desde muy joven empezó a hacer historia, siendo el primer heredero en asistir a la coronación de su madre, y continúa haciéndolo, ya que a sus 71 años, no ha ejercido su papel soberano al seguir reinando su madre a los 92 años, convirtiéndose así, en la monarca más longeva del mundo. Por ello, Carlos se ha convertido en el eterno heredero.

Su primer matrimonio fue con la conocida Lady Diana Spencer, con la que creó una inolvidable historia de amor, de la que aún se sigue hablando y con la que tuvo dos hijos: Guillermo y Harry. Finalmente rompieron en 1992 y se divorciaron oficialmente en 1996. Tras su trágica muerte en un accidente de coche el 31 de agosto de 1997 en París, la princesa dejó a dos niños desolados que a día de hoy, y gracias a todos los valores que les inculcó, se han convertido en los miembros más queridos y apreciados de la familia real. El recuerdo de la princesa Diana siempre está presente en sus hijos, que no dudan en rendirle homenaje cada vez que se les presenta ocasión.

En la vida de Carlos de Inglaterra siempre estuvo presente Camila de Cornualles, su actual amor y con la que contrajo matrimonio en el año 2005, ocho años después de la muerte de su primera esposa. Una boda con la que muchos británicos no estaban de acuerdo pero que finalmente, la terminó convirtiendo en princesa consorte, después de varias décadas de infidelidades, escándalos y grandes peleas que supusieron un gran revuelo en la casa real británica.

Sus hijos crecieron y ambos formaron sus respectivas familias: El príncipe Guillermo contrajo matrimonio con Kate Middleton y con la que formó una familia numerosa junto a sus tres hijos, Carlota de Cambridge, Jorge de Cambridge y Luis de Cambridge. Y por su parte, el príncipe Harry se casó con Meghan Markle y hace unos meses llegó a sus vidas el pequeño Archie, dándole a Carlos de Inglaterra su cuarto nieto.

Una vida llena de altibajos pero que, tras años de idas y venidas, ha terminado asentándose y llevando una vida de lo más tranquila, más alejada de las especulaciones e intentando no provocar escándalos mediáticos. Ahora, a sus 71 años, Carlos de Inglaterra se muestra orgulloso tanto de su familia como de su papel de príncipe heredero. Y ha celebrado su aniversario de forma muy especial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo