La 'verdad piadosa' de Jesús Mariñas: Ana Rosa Quintana, ejemplo de mujer empresaria

Nuestro colaborador habla de la presentadora, que lucha de nuevo contra el cáncer de mama. Ejemplo de entereza, repasa quiénes son los apoyos de la periodista.

la presentadora, con un vestido en color cobre, sonríe a la cámara
Agencias


    Ana Rosa está en boca de todos los que nos rendimos a su entereza y en sus últimos reportajes aparece retratada muy animada tras empezar el tratamiento. El cáncer de mama parece que no frenará su vitalidad y ganas de disfrutar y comunicarse. Dispuesta a luchar, muestra un coraje digno de aplauso y en esos reportajes aparece juvenil, con indumentaria llamativa y de buen gusto, radiante y brillante, sin evidencia de sentirse mal, inquieta, intranquila o preocupada. Un ejemplo de entereza.

    Ella dice sentirse bien, relajada, decidida a superarlo y no dejarse vencer, olé a su resolución y bravura, su aspecto impecable también en el candelero, siempre son los mismos que se intercambian llenando la actualidad social. Resisten, aguantan y no cansan, algo que tampoco sucede con Ana Rosa. Y lo demuestra apoyada por sus hijos: Álvaro, Juan y Jaime. Vive entregada a su trabajo y productora igual que sus hijos Álvaro, de 35 años, y los gemelos Juan y Jaime, de 17, además de su marido Juan Muñoz, que le sirve de refugio, paz, desahogo y consejo. Ana Rosa no deja de ir a comer con familia y amigos que la divierten mucho. Suponen una válvula de escape. Son Patricia Pardo, Joaquín Prat y Ana Terradillos, que suponen para ella distracción leal, entregada y respetuosa.

    la presentadora posa con su esposo y sus mellizos
    CUMPLIÓ UN SUEÑO. Hace 17 años la periodista se convirtió en madre de mellizos con su marido Juan, cumpliendo así el sueño de ser padres que tenía la pareja. Ana Rosa ya tenía un hijo, Álvaro, de su relación con Alfonso Rojo.
    Agencias

    Es un ejemplo de mujer empresaria que, pese al esfuerzo laboral, no descuida su casa y familia. Sabe repartirse dándole a cada cual lo suyo equilibradamente. Ahora, y durante un año largo, cuidará su salud, que es lo primordial. Eso supone todo un ejemplo y por eso lo resaltamos o casi magnificamos, porque desgraciadamente no abundan casos así, y si Ana Rosa ya fue única profesionalmente, ahora demuestra que humanamente también está a su altura. Insisto y repito que resulta ejemplar y digna de ser imitada. Todo un carácter que se refleja en sus trabajos tan únicos, singulares, personales y humanos. No dudamos que este gesto valiente será estímulo y ejemplo que sin duda muchos copiarán.

    local caption  plató joaquín prat, jr  ana rosa quintanaquÉ me dices 1087 13012018 p98
    CON JOAQUÍN PRAT. El presentador no sólo es su mejor aliado en su programa, sino que se ha convertido en uno de sus mejores amigos personales.
    Agencias

    Deseamos que siga con esa fuerza, voluntad y empuje y que dentro de poco el cáncer solo sea un mal recuerdo para su ímpetu y ganas de sobrevivir, algo demostrado al seguir y manteniendo reuniones frecuentes con algunos compañeros cercanos como la interesante Patricia Pardo, el impactante y profesionalísimo Joaquín Prat y la serena Ana Terradillos. La Quintana no puede tener mejores ayudantes. Elegirlos fue otro de sus aciertos.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo