'El juego de mi destino', avance del capítulo 18: Contra las cuerdas

Qué está pasando en 'El juego de mi destino': Alguien muy cercano a Asiye trata de chantajearla con descubrir su paradero a la policía si no hace lo que él desea.

el juego de mi destino
Productora

    La semana pasada en El juego de mi destino, Cemal no pudo contenerse y terminó besando a Asiye ante la mirada de una escondida Nergis. En el capítulo 18 de hoy de El juego de mi destino, toda la familia Harun está reunida, disfrutando de una agradable velada, cuando, de repente, Necmi aparece e interrumpe a los presentes. Asiye se queda de piedra, observando al recién llegado, sin poder mediar palabra con él. Necmi comenta ante el resto que es una viejo amigo de Asiye. Esta se acerca a él pare evitar que hable y, en susurros, le pide que no diga nada más: «Ahora conversaremos fuera, pero cállate. Te lo pido».

    
Harun, sin saber quién es, realmente, la persona que tiene enfrente de él, le sugiere que les acompañe a cenar o, por lo menos, se tome algo con ellos. Necmi le agradece la invitación, pero declina la oferta, alegando que tiene que irse. Eso si, antes de abandonar el lugar, mira, fijamente, a Asiye y comenta que, más pronto que tarde, volverán a verse.

    Minutos después, Asiye se escapa de la reunión y se cita con Necmi en uno de los pasillos del hotel. La mujer le pregunta cómo fue posible que les encantara a ella y a sus hijos. El joven explica que vio una foto de Ugur en el periódico, donde se decía que este es nieto de Harun Demirhan: «Solo me hizo falta investigar un poco y llegué hasta aquí».

    El pasado siempre vuelve

    Necmi le dice a Asiye que no tiene intención de ir a la policía y denunciarles, pues ya lo habría hecho. Pero si quiere saber qué fue lo que ocurrió con Halil y por qué terminó matándole. «Ese maldito trató de abusar de mi hija y solo nos defendimos de él», le confiesa la mujer. Necmi promete quedarse callado a cambio de obtener todo lo que él pida. A Asiye no le quedará más remedio que hablar con Mahir para hacer frente al chantaje.

    De regreso a la cena familia, Asiye sufre las constantes burlas de Zahide, quien trata de humillarla por su origen humilde. Cemal, que no puede contenerse, le pide a su cuñada que pare con los comentarios inoportunos, pues no le gusta ver cómo hace sentir mal a gente tan noble como Asiye. El interés del hombre en la recién llegada, comienza a despertar el recelo de la mujer de Raci.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo