Primeras patadas embarazo: cuándo se comienza a notar al bebé

Una de las preguntas que se hacen muchas mujeres embarazadas es cuándo empezarán a notar a su bebé. ¿Cuándo se producen las primeras patadas? ¿Son las patadas los primeros movimientos del bebé? Aclaramos las dudas más frecuentes.

mujer poniendo a su hija a notar la primera patada de su bebé
Getty Images

    El momento de notar la primera patadita del bebé es esperado con mucha emoción e ilusión y, cuando llega, es celebrado con gran alegría, pero ¿sabemos cuándo se produce exactamente y si antes de la primera patada se produce algún otro movimiento por parte del bebé? Vayamos por partes.

    Cómo y cuándo se nota al bebé en el vientre materno

    Vigilar y prestar atención a los movimientos del bebé en el vientre materno es importante y aporta información sobre la salud del bebé: “Los movimientos fetales son uno de los primeros signos de vitalidad fetales, que permiten saber que el bebé está bien. Las mamás los detectan a partir de la semana 18-22 del embarazo. Si han tenido un embarazo previo lo detectan un poco antes y las mamás primíparas un poco más tarde” nos explica la Dra. María Dolores Gómez Roig, especialista en Ginecología y Obstetricia en el Instituto Dra. Gómez Roig y miembro de Top Doctors.

    Sin embargo, el bebé se mueve dentro del útero desde mucho antes: “cuando el bebé tiene las piernecitas y manos formadas ya se mueve, digamos que en la ecografía del primer trimestre, que se realiza entre las semanas 11 y 13, ya se ve cómo el bebé se mueve. Es decir, en ecografías con la 5d, desde que el bebé tiene extremidades ya vemos cómo se mueve, pero la mamá no lo percibe hasta la semana 18-22 del embarazo”.

    A medida que van apareciendo los diferentes movimientos, van incrementándose también en intensidad, siendo el momento de máxima intensidad a partir de la semana 28, tal y como asegura la Dra. Gómez Roig.

    ¿Cómo se notan las primeras patadas y cuándo se producen?

    Como decíamos, es alrededor de la semana 20 cuando se puede percibir la primera patada. Esta primera patadita será suave, un movimiento ligero, pero con el tiempo (sobre todo alrededor de la semana 28) irán ganando en intensidad, pudiendo ser incluso molestas y siendo perceptibles a simple vista en la tripa de la mamá.

    Por lo general, la mayoría de los bebés suelen estar más activos durante las últimas horas de la tarde o la noche, por eso puede ser bastante difícil dormir bien durante el embarazo.

    ¿Es normal no sentir al bebé?

    “A partir de la semana 34 se acentúa el ritmo circadiano fetal: el bebé alterna episodios de actividad fetal con episodios de sueño, por eso hay periodos en los que se nota menos al bebé, pero no es patológico, es parte del ciclo de descanso y movimiento del bebé”, argumenta la especialista en Ginecología y Obstetricia.

    Podría considerarse que si la embarazada no nota a su bebé a partir de la semana 24 debería consultar con el médico y podría ser un signo de alarma, pero no siempre hay que ponerse en lo peor.

    La experta explica que puede haber factores que influyan en que el bebé se mueva menos sin que sea necesariamente señal de que algo va mal, como: “tomar medicación relajante, sedante o antidepresiva, si la mamá está muy estresada, si está mucho tiempo boca arriba, hace mucha actividad o tiene un ayuno prolongado”.

    Es importante que las mamás controlen los movimientos fetales sin obsesionarse: “en la ecografía del segundo trimestre solemos dar una hoja informativa en la que explicamos que deben vigilar que el bebé se mueve a partir de la semana 24 y que deben consultar si observan que el bebé no se mueve nada durante más de dos horas o que estén doce horas en las que noten que el bebé no se mueve de manera habitual. Si tienen dudas se recomienda que hagan un contaje dirigido y que consulten con el médico si notan menos de 10 movimientos en dos horas en algún momento en los que sepan que antes el bebé estaba muy activo”, recomienda Roig.

    Los movimientos del bebé en el vientre materno son un signo de bienestar fetal y cuando hay una disminución de esos movimientos hay que consultar porque a veces, se puede detectar que hay bebés que, sin estar del todo mal, puede haber algo que esté comprometiendo su salud.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo