Las mejores recetas de tés fríos para hacer frente al calor

Hidrátate con mucho sabor con estos tés fríos. Te proponemos recetas originales y fáciles que te gustarán sí o sí.

infusión de hierbabuena y frutas

    El té es una de las bebidas más populares del mundo, millones de personas la consumen a diario, aunque claro, no todos los tés son iguales.

    El té tiene muchas propiedades y cada cierto tiempo se descubren nuevas, de hecho, recientemente la Universidad de Pekín ha publicado que además del ya conocido efecto estimulante (debido a la teína) también (aunque parezca contradictorio) provoca un efecto relajante que nos da esa sensación de paz que da tomar un té calentito. También ayuda a la concentración; por lo que se recomienda para estudiantes.

    Los flavonoides están presentes en la hoja del té, convirtiéndolo en una fuente de antioxidantes. Los arándanos son también fuente importante de antioxidantes, pruébalos en esta tarta de arándanos.

    Técnicamente té solo es el que se elabora con la planta Camellia sinensis mientras que las infusiones que se realizan con hierbas como la manzanilla o con otros productos como el jengibre son tisanas.

    Hay muchos tipos de té, alguno de los más conocidos:

    • Té negro: las hojas se enrollan para que liberen una enzima que oxida las catequinas. La fermentación le da el sabor y el color característico de este tipo de té. Es el tipo de té con más teína. Según la revista Biomedicine and Pharmacotherapy se cree que ayuda a proteger el corazón debido a los polifenoles que contiene. Para acompañar el té, pruebas estas Galletas craqueladas.
    • Té verde: conserva el color de las hojas porque se cocinan al vapor tras la cosecha par que no se oxiden. Ayuda a reducir el colesterol, contrarrestar la inflamación del cuerpo. Otro alimento que combate el colesterol es el aguacate, descúbrelo en estas 10 recetas con aguacate y los beneficios de este producto.
    • Té blanco: los brotes se recogen muy pronto y se cocinan al vapor, por lo que queda de color muy claro. Es el té más suave de sabor, contiene poca cafeína y se cree que ayuda a adelgazar al descomponer las grasas.
    • Té matcha: es un polvo verde intenso de hojas de té verde del este de Asia. En Japón hay una ceremonia tradicional para tomarlo. Se utiliza también como ingrediente en repostería y otras preparaciones. Apunta esta receta de helado de aguacate y plátano con té matcha que te va a encantar: 20 recetas de helados deliciosos para hacer en casa o esta Mousse de té matcha con chocolate, están deliciosas.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      1
      Té verde con frutas y hierbabuena
      infusión de hierbabuena y frutas

      Ingredientes para 4 personas: 4 bolsitas de té verde, 800 ml de agua, 1 lima, 1 limón, 100 g de frutos rojos, 1 pera, 3 cucharadas de miel, hierbabuena fresca.

      Elaboración

      Poner al agua a calentar y justo antes de hervir desleír la miel y las bolsitas de té para que infusione; retirar las bolsitas y dejar enfriar.

      Lavar y cortar la fruta en rodajas. Poner en una bandeja para hielos unas hojas de hierbabuena, rellenar de agua y dejar en el congelador.

      Llenar una jarra con el té, añadir la fruta, los hielos de hierbabuena y servir.

      2
      Batido de té blanco con limón
      limonada helada

      Ingredientes para 4 personas: 800 ml de agua, 4 bolsitas de té blanco, 6 limones, 3 cucharadas de azúcar, 250 g de leche condensada, hojas de menta frescas.

      Elaboración

      Cortar dos limones en rodajas de unos 2 mm de grosor. Poner una sartén al fuego con el azúcar y las rodajas de limón y mantener a fuego medio hasta que se caramelicen. Retirar, dejar enfriar y cortar en trozos pequeños, reserva alguna rodaja entera para decorar al final.

      Preparar el té infusionando las bolsitas en el agua a punto de hervir. Hacer zumo de cuatro limones. Mezclar el zumo de limón con el té una vez frío y la leche condensada. Verter esta mezcla con cuidado en una cubitera de hielo y meter al congelador hasta que quede semicongelado.

      Poner en vaso triturador los trozos de limón
      caramelizado con los cubitos de limón semicongelados. Triturar hasta obtener una mezcla cremosa. Servir con una rodaja de limón caramelizado y unas hojas de menta.

      3
      Refresco de té rojo y papaya
      refresco de papaya y limón

      Ingredientes para 4 personas: 300 g de papaya, 1 dl de sorbete de limón, 2 cucharadas de jugo de limón, la piel de 1/2 limón, 800 ml de agua, 4 bolsitas de té rojo.

      Elaboración

      Retirar con un cuchillo afilado las partes blancas del limón, cortarlo en tiras muy finas y reservarlo en el congelador. Pelar y picar la papaya. Preparar el té poniendo a calentar el agua y antes de que empiece a hervir, retirar, poner las bolsitas de té y dejar infusionar.

      Una vez frío el té, ponerlo en un recipiente junto a la papaya, el zumo de limón, el hielo picado y la mitad del sorbete. Batir hasta conseguir una consistencia homogénea y espesa.

      Repartir el granizado de té y papaya
      en vasos helados y distribuir por encima el resto del sorbete. Decorar con las láminas de limón y servir inmediatamente.

      4
      Té marroquí frío
      té marroquí

      Ingredientes para 4 personas: 4 dl de agua, 1 cucharada de té verde, un ramillete de hierbabuena, azúcar al gusto.

      Elaboración

      Poner a calentar el agua en un cazo hasta que entre en ebullición. Lavar la hierbabuena.

      Disponer en una tetera la hierbabuena
      , el té y verter el agua hirviendo.

      Colocar la tapadera
      y dejar infusionar unos minutos. Dejar enfriar y repartir en vasos estrechos, endulzar al gusto, añadir cubitos de hielo o hielo granizado y servir.

      5
      Sorbete de té verde y mojito
      sorbete de mojito

      Ingredientes para 4 personas: 400 ml de agua, 2 bolsitas de té verde, sorbete de limón, cáscara de lima, hojas de menta, ron mojito.

      Elaboración:

      Dejar infusionar el té en el agua a punto de hervir, dejar infusionar, retirar las bolsitas y enfriar.

      Mezclar el té con el sorbete de limón, dejar en el congelador una hora.

      Remover, incorporar parte de la lima, la menta y regar con un chorro de ron mojito. Con una cuchara de servir helado, poner bolas en los vasos, decorar con virutas de piel de lima.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Más de Recetas