Los síntomas que indican que puedes estar embarazada

Desde el principio del embarazo tu cuerpo empieza a enviarte señales de que una nueva vida se está gestando en tu interior. ¿Quieres descubrir cuáles son? Te mostramos los síntomas más comunes así como aquellos menos frecuentes

síntomas embarazo
Getty Images

    Los primeros síntomas que aparecen cuando estás embarazada se confunden con las molestias premenstruales, porque la mayoría coinciden muchísimo. Incluso algunas mujeres adelgazan al principio del embarazo. Por este motivo, muchas mujeres no son conscientes de que están esperando un bebé hasta un poco más tarde, cuando comienzan a tener retrasos con su periodo. Por tanto, te aconsejamos que, si crees que puedes estar embarazada, leas con atención cuáles son los síntomas más comunes que te pueden indicar que estás esperando un bebé. Muy pronto empezarás a notar que algo está cambiando en tu interior y es importante saber por qué se está produciendo. ¿Puedo tener sexo estando embarazada? Conoce la respuesta a esta pregunta.

    Hay que tener en cuenta que el test de embarazo se debe hacer tras el primer día del retraso de la menstruación. Si el resultado da negativo se pueden esperar entre 3 y 5 días más, y si la regla sigue sin llegar, puede realizarse una nueva prueba de embarazo. Sin embargo, la mujer ya puede experimentar síntomas de embarazo durante las primeras semanas y algunos de ellos son muy frecuentes.

    Algunos de los primeros síntomas que notarás es que comienzas a tener los pechos más sensibles y comienzan a cambiar, un dato que podría ser un claro indicador de que algo está ocurriendo en tu cuerpo. Junto a este síntoma también encontramos otros como náuseas y mareos, dolor pélvico o pérdida del olfato y el gusto. Además, otra señal muy común es el sangrado de implantación, un manchado que puede ocurrir a la semana de la fecundación, cuando el bebé se está implantando en el útero y que se puede confundir con el principio del sangrado de la menstruación. Pero no te preocupes, a continuación te explicaremos cómo diferenciarlos.

    En el caso de que comiences a notar estos síntomas, y tras confirmar que estás embarazada con un test, es muy importante comenzar a cuidar tu cuerpo para evitar que puedan salir estrías por culpa del gran cambio que va a experimentar tu cuerpo. Mantenerse informada de todos los cambios que vas a sufrir y cómo sobrellevarlos es un paso fundamental para conseguir tener un embarazo seguro donde tanto tu futuro bebé como tu os mantengáis siempre sanos.

    Por último, hay que tener en cuenta que algunas mujeres no sienten nada hasta pasadas varias semanas, pero otras, notan los síntomas de embarazo desde muy pronto. De hecho, no todas tienen por qué sentir los síntomas que a continuación mostramos. Sin embargo, sí que vivirán alguno de ellos. Descubre cuáles son los más importantes y los que comienzan a sentirse a las pocas semanas de estar embarazada. También te puede interesar saber cómo dormir bien durante el embarazo.

    Además, también es conveniente saber aquellos que, aunque sean menos habituales, también pueden producirse en algunas mujeres como, por ejemplo: estreñimiento, dolor de cabeza o hinchazón de pies y manos. Unos síntomas que, aunque no suelen ser las menos frecuentes, llegan a producirse en algunos casos y pueden servirnos como advertencia de lo que puede estar sucediendo si coinciden con algunas de las más conocidas. Conoce también 7 molestias típicas del final del embarazo

    Una vez que sepas que tu embarazo marcha bien, seguro que os animáis a buscar un nombre para vuestro bebé. Puede que lo tengas muy claro, pero si no es tu caso, te damos 105 nombres originales para niños y 145 nombres para niña que se salen de lo habitual.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    ¿Estaré embarazada?
    D.R.

    Desde el día de la concepción tu sistema hormonal empieza a trabajar para que tu bebé crezca bien. Y los cambios que producen en tu cuerpo no se van a hacer esperar.

    Las primeras señales de embarazo se pueden notar incluso antes de la fecha en que esperas el período. Sin embargo, lo más probable es que las confundas con las molestias premenstruales, porque la mayoría coinciden muchísimo.

    Hay que tener en cuenta que para poder medir el embarazo, los médicos toman como referencia el primer día después del último periodo. Durante la primera semana de gestación es difícil que la mujer identifique que está embarazada por los síntomas

    Que notes uno, cuatro o ningún síntoma va a depender de tu nivel hormonal.

    Durante la primera semana, en líneas generales, los más frecuentes suelen ser los siguientes:

    -Flujo vaginal de color rosado: cuando el óvulo es fecundado, puede haber una leve aparición de flujo de color rosado.

    -Flujo vaginal más espeso: también puede sospecharse de un posible embarazo si el flujo es más espeso de lo habitual.

    -Calambres e inflamación del vientre, similares a los que se producen durante la menstruación.

    -Sensibilidad y dolor en el pecho.

    -Cambios emocionales.

    -Mayor sensibilidad.

    Sangrado de implantación
    D.R.

    Uno de los síntomas más tempranos es el sangrado de implantación. Es un manchado que puede ocurrir a la semana de la fecundación, cuando el bebé se está implantando en el útero, porque en el proceso pueden romperse algunos vasos sanguíneos. Tiene lugar porque el útero está irritado y puede sangrar con facilidad.

    La sangre puede ser rosa o marrón, pero siempre tiene que ser menos cantidad que una regla y durar como mucho dos días. Si el sangrado es continuo, puede haber algún problema ginecológico.

    Y si se da más adelante en el embarazo, una amenaza de aborto. Cualquier evidencia de sangre debe consultarse al médico.

    Dolor pélvico
    D.R.

    Es frecuente que en los primeros días sientas dolor pélvico. Es una sensación parecida a la que experimentas cuando te va a bajar el período o a los dolores menstruales. Se debe a la distensión del útero.

    Este malestar es normal si es leve, pero si llega a ser un dolor intenso, que te despierta por la noche o no remite con paracetamol, podría indicar alguna patología.

    Cambios en el pecho
    D.R.

    El primer síntoma que suelen notar la mayoría de las embarazadas es el aumento del tamaño de las mamas, que además empiezan a estar más sensibles. Este aumento se debe a la acción de los estrógenos y es una sensación parecida a las molestias que sufren muchas mujeres en los días previos al período. Los cambios hormonales estimulan las glándulas mamarias y producen esta mayor sensibilidad e inflamación. Algunas mujeres también pueden empezar a observar un oscurecimiento de sus areolas.

    Por otra parte, los pezones cambian mucho. Además de aumentar de tamaño la aréola también se hace más grande y se oscurece por la acción de la hormona MSH, que es la encargada de la pigmentación. Por último, también es normal que se desarrollen unos pequeños granitos alrededor del pezón, llamados tubérculos de Montgomery; tienen la función de protegerlo y lubricarlo durante la lactancia.

    Náuseas y vómitos
    D.R.

    Otro síntoma, que resulta bastante molesto, son las náuseas. Aunque pueden darse a lo largo del día, son más frecuentes al despertar (deja preparados en la mesilla de noche unas galletitas o un yogur para tomártelos al despertar). Están vinculadas a la acción de la progesterona y la HGC (la hormona que emite el embrión), que irritan las mucosas del estómago. Algunas mujeres solo las experimentan al principio de la gestación, pero para otras persisten durante todo el embarazo.

    Los vómitos, si aparecen, lo hacen a partir de la quinta semana de gestación. La buena noticia es que éstos, como las náuseas, suelen desaparecer en el segundo trimestre.

    Mareos
    a woman has a stomach ache
    Getty Images

    Los mareos también son una señal típica del primer trimestre. La acción de las hormonas del embarazo relaja los vasos sanguíneos y esto provoca que baje la tensión. Un remedio casero para combatirlos es picar alimentos salados como pipas o aceitunas.

    Somnolencia
    D.R.

    No te extrañe que de pronto empieces a notar que te puede el cansancio. La razón es que tu cuerpo ha empezado ya a producir grandes cantidades de progesterona, una hormona que tiene un efecto sedante sobre el organismo. La sensación de cansancio puede aparecer ya en la segunda semana de embarazo y ser intermitente a lo largo del mismo. Algunas mujeres lo experimentan más avanzada la gestación y en otras este cansancio acompaña durante todo el embarazo.

    El grado de fatiga va asociado a tu nivel hormonal y aumenta a medida que avanza el embarazo. Puede incluso que necesites dormir más horas de lo habitual, así que si hacia las nueve de la noche te caes de sueño, no te prives. Según los expertos de la Clínica Mayo la fatiga es uno de los síntomas más habituales durante el primer mes y explican que se debe a “un rápido aumento de los niveles de la hormona progesterona a principios del embarazo”.

    En todo caso, aunque este sea un síntoma normal coméntaselo al ginecólogo, porque a veces la fatiga puede verse empeorada por una anemia. Muchas mujeres la sufren durante el embarazo, porque es un periodo en el que las necesidades de hierro prácticamente se duplican.

    De hecho, lo más probable es que el ginecólogo te pida un análisis de sangre para comprobar tu estado y quizá te recete suplementos de hierro. Tú, por tu parte, incorpora en tu dieta nutrientes ricos en este mineral, como la carne, el perejil, las legumbres o la levadura de cerveza.

    Cambios en el gusto y el olfato
    D.R.

    Otro de los síntomas que pueden indicarte que estás embarazada es que de pronto tu percepción olfativa se agudiza muchísimo. Así, olores que antes ni percibías o que te gustaban, ahora pueden llegar a resultarte francamente molestos. Algunas mujeres empiezan a experimentar ya aversión a los olores fuertes a partir de la segunda semana de gestación.

    Por suerte, los olores no siempre te provocarán rechazo. A muchas mujeres, por ejemplo, el hecho de oler más les abre el apetito. Y el gusto es otro sentido que te cambiará. Los antojos, que sufren más de un 70% de las embarazadas, pueden empezar pronto, debido a los cambios olfativos y hormonales. Los populares antojos típicos del embarazo pueden comenzar desde el primer mes de embarazo y continuar durante toda la gestación.

    Es posible también que durante estas primeras semanas notes un sabor metálico en la boca. No es preocupante y desaparecerá pronto.

    Gases e hinchazón
    D.R.

    ¿De repente te notas hinchada? Puede ser otro síntoma de embarazo. La progesterona es también la culpable en este caso, porque ralentiza el tránsito intestinal.

    Lo normal es que al principio no engordes prácticamente nada, pero puede que a partir de la séptima semana, en especial si ya has tenido niños, empieces a perder cintura y a notar que no cabes en tus pantalones.

    Otra consecuencia del cambio en el ritmo intestinal son los gases, una dolencia muy común en las embarazadas. Además, a medida que vaya creciendo el útero, el intestino se irá desplazando y eso puede desembocar en que las molestias y flatulencia empeoren.

    Si ya lo notas, empieza a evitar los alimentos que aumentan los gases, como algunas legumbres, la col...

    Visitas al baño más frecuentes
    D.R.

    Durante la gestación se produce un incremento de los líquidos corporales, el riñón trabaja más y, en consecuencia, aumenta la frecuencia miccional. El aumento de las micciones es habitual y tal y como explican en la web de la Clínica Mayo “la cantidad de sangre del cuerpo aumenta durante el embarazo, lo que hace que los riñones procesen líquido extra que termina en la vejiga”.

    De modo que si de pronto notas que necesitas ir al lavabo más a menudo, y además este síntoma va acompañado de alguno o de todos los síntomas descritos anteriormente, empieza a plantearte muy seriamente que estás esperando un bebé.

    Ausencia de menstruación
    menstruacion
    Getty Images

    El síntoma del embarazo más evidente es la ausencia de la menstruación. Ahí sí notarás, en especial si tienes ciclos regulares, que "algo está pasando". Una vez confirmado el embarazo, empieza a cuidarte más y disfruta de tu nuevo estado.

    Hay que tener en cuenta que suele ser el primer síntoma de embarazo, pero que no siempre es así. La ausencia de regla no siempre implica embarazo y, además, hay mujeres que pueden tener ciclos irregulares, por lo que estas faltas pueden ser más dudosas.

    Estreñimiento
    estreñimiento
    Getty Images

    Aunque es un síntoma menos frecuente, en algunos casos puede ocurrir que comiences a sentir cierto estreñimiento. Esto se debe a que los cambios hormonales hacen que el sistema digestivo se haga más lento, provocando este inconveniente.

    Dolor de cabeza
    mujer dolor cabeza
    Getty Images

    Otro síntoma menos común es el dolor de cabeza que se concentrará sobre todo en los lados y en la nuca.

    Hinchazón de pies y manos
    hinchazon pies y manos
    Getty Images

    Siguiendo con los síntomas menos habituales, otro de las señales que pueden aparecer durante estos días es el hinchazón de pies y manos debido al aumento del volumen sanguíneo.

    Congestión nasal
    congestion nasal
    Getty Images

    Un síntoma poco conocido y que en algunos casos puede producirse es la congestión nasal provocada por la dilatación de los vasos sanguíneos y que también es conocida como 'rinitis del embarazo'.

    Síntomas más habituales para sospechar un embarazo
    mujer embarazada tocando su tripa
    Getty Images

    En general, para resumir los síntomas más habituales que llevan a sospechar de un embarazo son, según la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME): falta de menstruación, somnolencia, náuseas y vómitos, mamas sensibles, etc.

    En Diez Minutos te informamos sobre las últimas noticias del corazón y de la monarquía y sobre tus realities, series, telenovelas y programas de televisión favoritos.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo